Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Greenpeace dice que las prospecciones destrozarán Valencia, Baleares y el Ebro

El Rainbow Warrior de Greenpeace en ValenciaEFE

El Rainbow Warrior de Greenpeace ha atracado en Valencia, donde permanecerá dos días, para iniciar la campaña en contra de las prospecciones petrolíferas, ya que los yacimientos del golfo de Valencia, delta del Ebro y del golfo de León supondrían "la destrucción ambiental de esta zona para extraer como mucho 272 millones de barriles de crudo, con lo que se podría garantizar como máximo el suministro de sólo medio año".

Por ello, el barco permanecerá en Valencia durante dos días, dentro de la campaña 'Prospecciones NO. Ni aquí, ni allí' y después proseguirá su ruta hacia Ibiza donde llegará el día 11, acompañado por una flotilla de bienvenida a la que se sumarán las embarcaciones que lo deseen. El Rainbow concluirá su visita en Mallorca los días 14 y 15. La campaña terminará en canarias durante la semana del 23 al 29 de junio aunque motivos logísticos impedirán la presencia del barco.
El capitán del barco, Joel Stewart, el responsable de la campaña, Julio Barea, el portavoz de Petroli no-Columbretes Netes (Valencia); Albert Fernández, el representante de la oficina de Acción Global contra las prospecciones petrolificas en Canarias, Ezequiel Navio, han dado una rueda de prensa para advertir del "gran peligro" que suponen estas prospecciones porque "no hay ninguna forma segura de extraer" el crudo en aguas profundas.
Así, el portavoz de Petroli no-Columbretes Netes (Valencia)ha señalado que lodos contaminados que provocan estas prospecciones provocan la muerte directa de la flora y fauna alrededor de 500 metros , pero que afecta también a la situada a 20 kilómetros de distancia. Además, advierte de los daños que generan el simple ruido en los cetáceos.
Fernández ha recordado que las Islas Columbretes está declarada Parque Natural, Reserva Natural, y Reserva Marítima y además tiene unos "fuertes lazos" históricos con Castellón ya que durante muchos años fue la base de dónde salían los pescadores a faenar. Una ecosistema que se está amenazado por este proyecto. Por ello, ha anunciado que este viernes hay convocado otro acto en el que un centenar de personas ondearán banderas contra las prospecciones.
De hecho, este plan que pone en peligro al organismo vivo más grande del mundo (la pradera de Posidonia oceanica), a más de 19.000 especies de fauna y flora, afecta a parques naturales y espacios protegidos y amenaza a ballenas, delfines, atún rojo y tortugas, entre otros.
El representante de la oficina de Acción Global contra las prospecciones petrolíficas en Canarias, Ezequiel Navio, ha señalado que la situación de Canarias, tras la autorización a Repsol, es "especialmente preocupante" y ha criticado que Gobierno, "en lugar de favorecer al interés general, "favorezca los intereses de una multinacional que está empecinada en entrar a patadas en Canarias" a pesar de que cuenta con la negativa del Parlamento, de los cabildos, de la sociedad y de los operadores turísticos.
Al respecto, el responsable de la campaña, Julio Barea, ha señalado que tenemos "la gallina de los huevos de oro", que es nuestro turismo, naturaleza y pesca, y "queremos matarla para hacer caldo". Al respecto, ha cuestionado quién va a compensar si ocurre un accidente o simplemente del daño crónico que se va a producir al medio ambiente.
En ese sentido, ha recordado que el vertido del golfo de México, país con tecnologías punteras, costó más de tres meses de cortar y su limpieza costó 12.000 millones de dólares, lo que "evidencia el peligro de vertidos". "Las empresas y el Gobierno mienten cuando dicen que las prospecciones son seguras", ha recalcado y por ello ha exigido el fin.
CAMBIO CLIMÁTICO
Barea ha explicado que España depende en más de un 50% del petróleo y sus derivados para satisfacer sus necesidades energéticas y que la quema de combustibles fósiles es la principal causa del cambio climático. Además, ha señalado que las mismas empresas que quieren extraer petróleo en España lo quieren hacer en el Ártico.
No obstante, ha recalcado que Greepeace ha demostrado que con un informe que en 2050 Europa, y en sobre todo España por su potencial, puede superar su dependencia de los Hidrocarburos con una apuesta por las energías limpias. Además, podrían ahorrar 200.000 millones de euros al año "El Gobierno tiene que parar los proyectos de extracción de petróleo y apostar por un modelo energético 100% renovable", ha reclamado."
Sin embargo, el 29 de mayo el Gobierno concedió el permiso a Repsol para empezar la búsqueda al este de Fuerteventura y Lanzarote. El siguiente proceso más avanzado administrativamente son los planes de sondeo sísmico para la búsqueda de gas y petróleo en las islas Baleares y el golfo de Valencia, que están pendientes de autorizaciones ambientales por el mismo organismo que ha dado luz verde a las prospecciones en Canarias.