Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Greenpeace convoca a los ciudadanos a manifestar su rechazo al CETA, TTIP y TISA el sábado a las 12.00 horas en Madrid

La organización Greenpeace ha convocado una manifestación para expresar su rechazo a los acuerdos comerciales de la Unión Europea con Canadá (CETA) o con Estados Unidos (TTIP) entre otros, y pide una reestructuración de las normas de comercio internacionales, al tiempo que exige la no ratificación del Acuerdo Económico y Comercial Integral entre la UE y Canadá que podría entrar en vigor el próximo mes de manera provisional.
La manifestación que se celebrará el próximo 3 de junio a las 12.00 horas recorrerá las calles de Madrid, desde la Glorieta de Carlos V hasta el Congreso de los Diputados, donde exigirán que no se ratifique el CETA en contra de la opinión de parte de la sociedad civil.
En este contexto, la ONG considera que es "clave" para ratificar este acuerdo que califican de "antidemocrático y lesivo" con los derechos sociales y ambientales y ha presentado este jueves su posición sobre los acuerdos comerciales y de inversión, que recoge en el documento '10 principios para los acuerdos de comercio'.
En el decálogo muestran sus recomendaciones que deberían cumplir este tipo de tratados bilaterales para lograr un mundo más justo, inclusivo y conectado, donde el comercio no sea un fin en sí mismo, sino un medio para avanzar en la consecución de unos objetivos sociales y ambientales dentro de nuestros límites planetarios.
La ONG busca influir en el debate de la Comisión de Exteriores del Congreso de los Diputados sobre el proyecto de ley de ratificación del Acuerdo Económico y Comercial Global entre la Unión Europea y Canadá (CETA) que, previsiblemente, entrará en vigor de manera provisional el mes que viene.
"La globalización debe ser gobernada con reglas y acuerdos que permitan el desarrollo sostenible y el cumplimiento de otros tratados multilaterales como el Acuerdo de París o los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas", ha subrayado el portavoz de Greenpeace Miguel Ángel Soto.
A este respecto, Soto considera "fundamental" avanzar hacia un reequilibrio y una reestructuración de las reglas de comercio e inversión, donde las corporaciones e inversores estén sometidos a normas vinculantes sobre responsabilidad corporativa, rendición de cuentas y obligaciones, con reglas globales vinculantes sobre derechos humanos, persecución del fraude fiscal y desaparición de los paraísos fiscales.
El decálogo de posición insta a asegurar que el comercio sea beneficioso para las personas y el planeta, y no al revés, la política sobre comercio e inversión debe ser transparente y democrática.