Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detienen a una mujer por propinar una paliza a otra y mandarla a la UCI

La Policía Nacional ha detenido a una mujer de 29 años por causar lesiones a otra de 30 años en el barrio granadino del Zaidín, donde le propinó una "brutal paliza" provocándole diversas contusiones corporales y una fractura costal, así como la posible pérdida del bazo, lesiones por las que tuvo que ser ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital.

La víctima se encontraba dando un paseo junto a su esposo cuando fue abordada por otra pareja, concretamente por la detenida, "que no dudó en agredirla brutalmente", según informa en un comunicado el Cuerpo Nacional de Policía.
El marido de la víctima manifestó a los agentes que la agresora hundió su rodilla en uno de los costados de su esposa y, tras varios golpes más, propició que se cayera al suelo para seguidamente "lanzarle todo tipo de golpes en la cara y demás partes del cuerpo". Por ello supuso que tenía conocimiento de algún tipo de arte marcial o de boxeo.
Los agentes tuvieron conocimiento de los hechos a través de una llamada realizada por la doctora de Urgencias, que avisó a la Policía de que una señora había ingresado con graves lesiones producidas al parecer por otra persona.
Una patrulla se personó en el hospital, donde tras entrevistarse con la pareja de la víctima, fue informada de que la mujer presentaba graves lesiones, concretamente diversas contusiones corporales, fractura costal, y que al parecer estaba a punto de perder el bazo, por lo que debía de quedarse ingresada en la UCI de dicho hospital.
Tras realizar ciertas gestiones y comprobaciones, los agentes localizaron a la supuesta agresora en su domicilio, siendo detenida y trasladada hasta dependencias policiales. Una vez finalizadas las diligencias, fue puesta a disposición judicial.