Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gran incendio de una nave de disolventes en Arganda del Rey

La zona este de Madrid se ha levantado hoy envuelto en humo por el incendio de esta nave de reciclaje de disolventes en Arganda del Rey. Han tenido que acudir más de cien bomberos para controlar las llamas. En este almacén acumulaban 200 mil litros de líquidos inflamables y el fuego ha provocado una nube tóxica, pero no grave porque la ausencia de humo ha hecho que las llamas se desplazaran hacia el lado contrario a las llamas.

 
  Una planta de reciclaje de productos químicos en cuyo interior había 200.000 litros de disolventes ha ardido esta madrugada en el municipio de Arganda del Rey sin que ninguna persona haya resultado herida o intoxicada y sin que haya sido necesario evacuar a los vecinos de la zona, según ha informado a Europa Press un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.
   El incendio en el barrio de La Poveda se declaró a las 3:45 horas y Emergencias 112 recibió numerosas llamadas telefónicas que alertaban del mismo. Aunque se ha quemado buena parte de la planta, situada en la calle Vereda de las Yeguas, la ausencia de viento ha permitido que la columna de humo se vaya disipando y no se dirija hacia las viviendas, que se encuentran a unos 500 metros de distancia.
   En la zona próxima a la planta residen unos 7.000 vecinos, a los que Emergencias 112 les ha recomendado, mediante llamadas a sus teléfonos fijos, que estén tranquilos pero atentos a las informaciones por si fuera necesario confinarlos o evacuarlos, aunque en principio no es necesario.
   La Policía y la Guardia Civil han cerrado los accesos al lugar, a donde también se desplazaron sanitarios del Summa-112, que no han tenido que atender a ninguna persona, ni vecinos ni bomberos.