Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern catalán abre un expediente al profesor de Lleida acusado de declaraciones homófobas

Bassa visita a jóvenes con síndrome de Down vetados en un pub en abril
La Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat ha abierto un expediente para valorar el comportamiento del profesor de un instituto de Lleida acusado de haber criticado a los homosexuales en clase, para investigar los hechos y multarle si corresponde, con el primer expediente que se abre a un trabajador público aplicando la Ley 11/2014 contra la LGTBIfobia.
"Sea cual sea la conclusión del expediente, manifestamos nuestro rechazo a las palabras que dieron lugar a la protesta de los alumnos", ha resaltado este viernes la titular de la Conselleria, Dolors Bassa, en Lleida, donde se ha reunido con los jóvenes con síndrome de Down a los que se les prohibió la entrada en un pub de la ciudad, ha detallado la Conselleria en un comunicado.
Bassa ha expresado su apoyo a los jóvenes, y ha advertido de que el Govern no tolerará "ningún otro acto discriminatorio", porque aboga por que se garantice la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos, lo que pasa por el respeto a la diversidad y por una sociedad inclusiva, ha dicho.
Ha recordado que el Parlament está tramitando la ley de Igualdad de trato y no discriminación, "una ley que podrá sancionar a todas esas personas que menosprecien o tengan actitudes discriminatorias o de rechazo hacia otras personas, sea cual sea su condición".
La Ley 11/2014 contra la LGTBIfobia contempla que la Dirección General de Igualdad puede imponer multas de entre 300 y 1.700 euros para perseguir conductas discriminatorias por orientación sexual no contempladas en el Código Penal, ha recordado la Conselleria.
El profesor, del Instituto Samuel Gili i Gaya, pidió disculpas a los estudiantes días después de sus declaraciones --afirmó que "ser homosexual es antinatural, es como un cojo o un tuerto, es inexplicable", lo que motivó protestas--, y la Conselleria de Enseñanza descartó entonces abrir un expediente.