Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno reprocha a la Generalitat catalana no haber regulado el uso de armas de agentes rurales en 14 años

El delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, ha criticado este miércoles que el Govern no haya aprobado un reglamento para regular el uso de armas en el Cuerpo de Agentes Rurales pese a que así se preveía en la ley de creación del cuerpo en 2003.
En declaraciones a los periodistas al participar en un acto en Fomento del Trabajo, ha lamentado que la Generalitat "ha estado incumpliendo sistemática y reiteradamente" su deber de dotar a estos agentes de armas en los casos que lo requieran, a raíz de la polémica por el homicidio de dos agentes al requerir el permiso de armas a un cazador en Aspa (Lleida).
Además, considera desafortunado que el conseller de Interior, Jordi Jané, reclamara revisar las competencias que la Guardia Civil ejerce sobre los permisos de armas, "atribuyéndoles de forma velada alguna responsabilidad" en el caso.
Según Millo, el conseller demuestra "desconocimiento" sobre los protocolos de concesión de estos permisos, porque dos aspectos claves dependen de la Generalitat: la homologación de los centros médicos que hacen los informes preceptivos para dar las licencias y la consesión de la licencia de caza.
El delegado ha defendido que las funciones de la Guardia Civil en la concesión de permisos y su control es absolutamente impecable, y, en referencia a Jané, ha añadido que "todo el mundo puede tener un mal día".