Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno dice que un estudio publicado por CSIC que cuestiona la utilidad del feminismo no atenta contra la igualdad

El Gobierno ha defendido a las autoras de un estudio publicado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el que se cuestionaba la utilidad del feminismo y la existencia de discriminación por género en la ciencia.
Se trata de un estudio que apareció en el número de septiembre de la publicación 'Arbor' del CSIC, que causó gran revuelo entre la comunidad científica y que provocó que el PSOE, Ciudadanos y En Marea dirigieran preguntas al Gobierno pidiendo explicaciones.
En sus respuestas, recogidas por Europa Press, el Ejecutivo asegura que el análisis del texto publicado "no permite concluir que sea atentatorio de la igualdad de género". Además, defiende a las investigadoras firmantes del trabajo asegurando que cuentan en su currículum vitae con "numerosas publicaciones en revistas de acreditada solvencia".
La revista 'Arbor', según defienden desde Moncloa, tiene "más de 70 años de edición ininterrumpida" y ha estado "abierta a Estudios de Género, tanto en su etapa de revista cultural (1944-2011) como en su actual etapa de revista científica". En este sentido, ha señalado que, ajustándose a la normativa del sector, "ha seguido los procesos de evaluación" y cuenta con "tres informes favorables de externos a la revista". En ningún caso, apunta el Gobierno, se han señalado "las deficiencias" que ahora afirman las fuerzas políticas en sus preguntas.
FIRMAS EN CHANGE.ORG "NO CONTRASTADAS"
Sin embargo, el estudio, que tenía por título '¿Hay mujeres más allá del feminismo? De la lucha por la igualdad al transhumanismo/posthumanismo', ponía también en entredicho las teorías de otras investigadoras del CSIC o el sentido de que existan agrupaciones como la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas o la Comisión Mujeres y Ciencia del CSIC, de la que, paradójicamente, el propio director de la revista forma parte.
Por esta razón, un grupo de investigadoras del CSIC hizo pública una carta denunciando el caso y pidiendo, a través de la plataforma Change.org, que se retire el número.
Sobre este caso, el Ejecutivo ha señalado que la mayoría de las firmas a favor de esta iniciativa eran anónimas "y, en consecuencia, no contrastadas", frente a las, según el Gobierno, "numerosas solicitudes firmadas" y enviadas al CSIC por "personas de sólidos currículos académicos" que pedían el mantenimiento del artículo.