Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno destina 275.000 euros a reparar los daños provocados por incendios en la CH del Miño-Sil

El Consejo de Ministros ha autorizado obras de emergencia para reparar los daños provocados por los incendios en las cuencas de los ríos Ribadil, Deva, Lamas y Termes (Pontevedra) de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil.
En concreto, las obras alcanzan un importe de 275.000 euros en eliminar los restos vegetales procedentes de incendios para garantizar la capacidad de desagüe de los cauces y en la reparación de márgenes para evitar desbordamientos.
En los meses de agosto y septiembre, la comunidad autónoma de Galicia resultó "muy afectada" por un gran número de incendios forestales que, además de causar graves daños materiales en bienes de titularidad pública y privada, afectaron a una gran superficie forestal, de tal forma que parte de la vegetación quemada cayó sobre los cauces fluviales, provocando la formación de tapones.
La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, competente en la gestión de los cauces fluviales, procedió con carácter de urgencia a la eliminación de los tapones formados por restos vegetales procedentes de los incendios, así como de los acarreos, sedimentos y residuos que habían llegado a los cauces de los citados ríos y que provocaban o podían provocar una disminución de su capacidad dedesagüe.
Asimismo, se repararon las márgenes que sufrieron procesos erosivos tras los últimos episodios lluviosos, y construyó defensas en aquellos puntos más sensibles a erosiones importantes provocadas por las avenidas del otoño, para evitar desbordamientos y daños en las zonas colindantes.
Por último, en el caso del río Lamas, se solventó el problema de falta de capacidad de desagüe existente en el cruce con la carretera municipal de Sela mediante la retirada de vegetación y arrastres acumulados en la zona y la reposición de la obra de drenaje transversal preexistente, muy dañada durante las avenidas del pasado invierno, de tal manera que se garantizara un desagüe adecuado del arroyo.
Del mismo modo, se repusieron los servicios de infraestructuras anexas afectadas durante la ejecución de esta obra.