Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno cree que la subasta de medicamentos es un tema que puede abordarse en la Conferencia de Presidentes

Acata y respeta la sentencia del TC aunque no está de acuerdo con su contenido
El portavoz del Gobierno central, Íñigo Méndez de Vigo, ha mantenido este viernes que el Ejecutivo no está de acuerdo con la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que avala la conocida como subasta de medicamentos andaluza aunque ha dicho que, como no puede ser de otro modo, la "respeta y acata" y ha previsto que éste puede ser un asunto a abordar en la próxima Conferencia de Presidentes, que se celebrará en enero.
"El Gobierno, ante una sentencia, siempre tiene la misma actitud, respetarla y acatarla, aunque no estemos de acuerdo, que no lo estamos, con el contenido", ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, cuando también ha advertido de que le gustaría que "todo el mundo" tuviera ese mismo "proceder" de respetar y acatar las decisiones judiciales aunque no esté de acuerdo con ellas. "Creo que nos iría mejor", ha apuntado.
El también ministro de Educación y Cultura ha añadido que éste es un asunto que podría "formar parte" del orden del día de la Conferencia de Presidentes que a mediados de enero reunirá al Gobierno central con los máximos responsables de los Ejecutivos autonómicos.
"Para eso sirven estas cosas, para escucharnos unos a otros, para ver pros y contras y para tomar una solución que mejor corresponda con los intereses de la gente", ha señalado.
En cuanto al sistema, el portavoz ha recordado que hace unas semanas el Consejo de Ministros aprobó un acuerdo que afecta a una mayoría de comunidades, entre las que no está Andalucía, y que se enmarca en la apuesta del Gobierno por las compras centralizadas de medicamentos y productos sanitarios.
Se trata de una medida impulsada por la reforma sanitaria para contener el gasto y reforzar la cohesión del Sistema Nacional de Salud (SNS) y a la que pueden sumarse, de manera voluntaria, las autonomías y que, según ha dicho Méndez de Vigo en la rueda de prensa, el Gobierno considera que es "mejor" que la opción andaluza para "garantizar precios bajos y, sobre todo, el abastecimiento".