Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno distriubirá en 2017 alimentos básicos por valor de 95 millones a 1,5 millones de beneficiarios

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, ha presentado este miércoles 14 de junio, en el almacén del Banco de Alimentos en Madrid, el Programa 2017 de ayuda alimentaria a las personas más desfavorecidas, en cuyo marco el Ministerio, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), distribuirá gratuitamente 17 productos básicos por valor de 95 millones de euros.
Los alimentos son de carácter básico, poco perecederos y de fácil transporte y almacenamiento. Así, la "cesta de alimentos" está compuesta por productos como arroz, garbanzos cocidos, leche UHT, atún en conserva, pasta alimenticia, tomate frito, crema de verduras deshidratada, galletas, judías verdes en conserva, fruta en conserva en almíbar ligero, caco soluble, tarritos infantiles de fruta y de pollo, cereales infantiles, leche de continuación en polvo, aceite de oliva y conserva de sardina en aceite vegetal.
Para el Programa 2017, que se desarrollará en tres fases, se han adquirido ya 83,5 millones kilos de alimentos, quedando pendiente de adjudicar, en fechas muy próximas, las compras de aceite de oliva y conserva de sardina.
Los alimentos se entregarán a través de los Bancos de Alimentos y de los centros provinciales de Cruz Roja quienes los distribuirán entre las 5.941 organizaciones asociadas de reparto en todo el territorio peninsular e insular, de manera que los cerca de 1,5 millones de beneficiarios finales puedan preparar fácilmente una comida completa para una persona o para una familia con varios miembros, incluidos bebés, según inoforma el ministerio.
Este Programa está cofinanciado en un 85 % por el Fondo de Ayuda Europea para las Personas más Desfavorecidas (FEAD) y en un 15 % por el presupuesto nacional.
El Programa de ayuda alimentaria a las personas más desfavorecidas de la UE tuvo su origen a finales de los años ochenta como consecuencia de las olas de frío que azotaron Europa en 1986 y 1987, afectando principalmente a la población más desfavorecida y con menos recursos.
Por ello, la Comisión Europea decidió hacer uso de los productos almacenados, consecuencia de las medidas de intervención de la Política Agraria Común, en los organismos de intervención de los Estados miembros, para transformarlos en alimentos destinados a las capas más desfavorecidas de la sociedad.
En España, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) ha venido implementando los planes de ayuda alimentaria desde el año 1987 de forma ininterrumpida.
Estos programas de ayuda alimentaria han estado hasta 2013 financiados en un 100% con fondos procedentes de la Política Agraria Común de la Unión Europea. El Programa de ayuda Alimentaria a partir de 2015 se entronca en el nuevo marco financiero de la UE 2014- 020, por lo que se financia dentro de la política social y de cohesión de la Unión Europea, con cargo a un nuevo instrumento financiero como es el Fondo de Ayuda Europea para las Personas más Desfavorecidas (FEAD).
Este Fondo contempla, además, actuaciones para contribuir a la inclusión socio laboral de las personas desfavorecidas que reciben alimentos, de cuya implementación se encarga el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.