Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno destinará 500.000 euros de ayuda al desarrollo para asistir a los refugiados bajo la ola de frío en la UE

El uso de fondos pensados para responder a catástrofes fuera de Europa divide a las comunidades y genera rechazo en las ONG
El Gobierno se ha comprometido a destinar medio millón de euros de los fondos de la Ayuda Oficial al Desarrollo para asistir a los refugiados que sobreviven a la ola de frío en Europa en campamentos improvisados y de precarias condiciones. Las comunidades autónomas sumarán aportaciones a esta cantidad y la recaudación total se enviará al fondo de emergencia que gestiona la Comisión Europea.
Así lo han acordado este lunes el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Fernando García-Casas, y los directores generales de Cooperación en las comunidades autónomas, durante un encuentro en la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) para dar forma al plan de ayuda de emergencia a los refugiados en la UE que acordó la Conferencia de Presidentes.
Se trata de un primer paso y aún quedan flecos por cerrar. Este miércoles, la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, acompañada de los ministros de Exteriores, Alfonso Dastis, y del ministro portavoz, Iñigo Méndez de Vigo, presidirá otro encuentro en el que se irá concretando este plan y se evaluará la situación de la acogida en España, conforme han adelantado a Europa Press en fuentes oficiales.
Según lo hablado este lunes entre el Gobierno y las CCAA, la idea es que las autonomías, en la medida de sus posibilidades, hagan sus aportaciones económicas a un fondo estatal de emergencias al que la Administración central contribuirá con 500.000 euros, tal y como han informado a Europa Press varios asistentes a la cita.
Aún está por determinar si se tratará de un fondo de nueva creación o se aprovechará algún fondo de contingencia ya existente, y el modo en que se hará partícipe del mismo a todos los gobiernos autonómicos. Tampoco está decidida la aportación que realizará cada comunidad autónoma ni de qué partidas presupuestarias detraerán los fondos.
En el caso de la AECID, sí está claro que los 500.000 euros iniciales procederán de la Ayuda Oficial al Desarrollo. En el Ejecutivo son conscientes de que en la comunidad de donantes existe un debate sobre la conveniencia de detraer de estas partidas destinadas a proyectos y emergencias fuera de territorio europeo dinero para asistir a los refugiados e inmigrantes que ya se encuentran en la UE.
De hecho, el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, ha instado a los países donantes a evitar "desviar" dinero de los programas de cooperación para afrontar la crisis de refugiados. En 2015, estos países desembolsaron un total de 131.600 millones de dólares, de los que 12.000 millones se emplearon para atender a refugiados en los países de acogida, algo que han criticado algunas ONG.
"ES PERFECTAMENTE LEGAL"
Algunos de los principales donantes, como Suecia, Noruega o Países Bajos han recurrido a esta práctica.
Los asistentes a la reunión consultados por Europa Press señalan que es perfectamente legal y correcto emplear el dinero de la ayuda al desarrollo en llevar ayuda humanitaria a los refugiados atrapados en Grecia, y señalan que se trata de una medida para hacer frente a una situación excepcional.
No obstante, entre las propias comunidades hay disenso: Andalucía, Extremadura y Comunidad Valenciana han criticado que se detraigan fondos de la Ayuda Humanitaria, la destinada a emergencias y catástrofes en países fuera de la UE, para asistir a personas que están en suelo comunitario.
La propuesta tampoco es del agrado de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo, que no ha participado en el encuentro. Su vicepresidente, Francesc Mateu, ha tildado de "vergüenza" que el Gobierno español, que "tiene una ayuda humanitaria de pena" le prive "a la gente que más lo necesita" de estos fondos. Sería "un grave despropósito", ha dicho Mateu a Europa Press.
LOS FONDOS IRÁN A LA COMISIÓN EUROPEA
En cualquier caso, el objetivo es que los fondos recogidos entre la Administración General del Estado y las comunidades autónomas pasen a engrosar el fondo de emergencia creado en 2016 por la Comisión Europea para asistir a los refugiados dentro de su territorio.
Se trata de 690 millones de euros de los que 525 millones van destinados a paliar la situación en Grecia, donde 60.000 solicitantes de asilo sobreviven al frío en campos de refugiados de precarias condiciones.
Durante la reunión, las comunidades autónomas han pedido al secretario de Estado que además de agilizar los procesos de acogida de refugiados en España, apueste por ese fondo común para poder asistir a los solicitantes de asilo mientras se organiza su reubicación, no sólo en la Grecia continental y sus islas, sino también en la ruta de los Balcanes.