Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno se compromete a lograr una España "libre de violencia contra la mujer"

El Consejo de Ministros ha aprobado una declaración institucional con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora cada 25 de noviembre, en la que manifiesta su "voluntad de seguir trabajando e impulsando todas las medidas que resulten necesarias hasta su completa erradicación" para lograr una España "libre de violencia contra la mujer".
Así lo ha anunciado este viernes el portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que también ha recordado a la última mujer asesinada este jueves en Fuenlabrada. "Ayer tuvimos que lamentar otra nuva víctima de esta cobarde violencia que constituye una lacra social que todos queremos erradicar", ha subrayado.
En el texto, aprobado a propuesta del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, así como del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y del Ministerio de Justicia, el Ejecutivo expresa su rechazo a cualquier forma de violencia contra la mujer y expresa su determinación de apoyar y proteger a quienes la sufren, así como a sus hijos e hijas.
El Gobierno reafirma su compromiso para alcanzar, junto con el resto de fuerzas políticas, interlocutores sociales, administraciones, asociaciones e instituciones públicas y privadas, un gran Pacto que reconozca el logro de "una España libre de violencia contra la mujer". El primer paso, según recuerda, ha sido el reciente acuerdo unánime de todas las fuerzas en el Congreso de los Diputados.
Además, la declaración fija el 31 de diciembre como fecha límite para la creación de la subcomisión en el seno de la Comisión de Igualdad que será la encargada de elaborar, en el plazo máximo de cuatro meses desde su constitución, un informe en el que se identificarán, entre otras cuestiones, los problemas que impiden avanzar en la erradicación de las diferentes formas de violencia de género y un conjunto de propuestas de actuación.
El informe, una vez aprobado, se remitirá al Gobierno para que, en el plazo máximo de dos meses lo someta a acuerdo con los representantes de las comunidades autónomas, ayuntamientos, administración de justicia y asociaciones sindicales, empresariales y asociaciones civiles.
ELIMINAR CONDUCTAS QUE JUSTIFICAN EL MALTRATO
El Gobierno reconoce que, a pesar del rechazo generalizado en la sociedad española, sigue siendo necesaria más concienciación social "que remueva todos aquellos comportamientos, estereotipos y conductas que amparan, justifican o legitiman el maltrato, no sólo en su manifestación física, sino también a través de expresiones o hábitos sociales que pueden, de manera indirecta ampararlo o justificarlo".
Por ello, el Gobierno se compromete a seguir promoviendo la educación en igualdad en todas las etapas educativas y, en el caso de los jóvenes, en el buen uso de las redes sociales y las nuevas tecnologías.
También indica que promoverá campañas inovadoras de sensibilización social dirigidas al tejido empresarial, profesionales de distintos ámbitos, sociedad civil, mundo deportivo y sociedad en general.
Además, el Gobierno se compromete a dar una progresiva respuesta a otras formas de violencia contra la mujer, tal y como promueven los acuerdos internacionales sobre la materia en los que España es parte, ampliando el concepto a: la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, las agresiones sexuales, el acoso sexual, el matrimonio forzoso, los crímenes cometidos supuestamente en nombre del 'honor' y la mutilación genital femenina.