Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno aprueba reasentar en España a 725 refugiados desde campos de Líbano o Jordania

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el Programa Nacional de Reasentamiento 2016, que prevé la acogida en España a lo largo del año que viene de un cupo de 725 refugiados que se encuentran en campos de países de primera acogida, como Líbano, Jordania o Turquía.
El cupo de reasentamiento es un programa nacional de solidaridad por el que un Estado aprueba anualmente una cifra de personas que se compromete a acoger trasladándolas desde campos de refugiados y generalmente, en colaboración con ACNUR.
En el último ejercicio, España ha acomodado su programa tanto a las cifras pendientes de años anteriores como al compromiso con la Comisión Europea, por el que debe reasentar antes de 2017 a 1.449 refugiados desde países como Turquía, Líbano o Jordania.
Para 2016 el cupo fijado era de 859 personas, de las que en torno a 150 estaban pendientes de reasentar desde 2014. Sin embargo, hasta la fecha han llegado por esta vía 289 refugiados, por lo que a lo largo del que viene tendrá que recibir a 1.295 personas para dar cumplimiento tanto a los compromisos con la Unión Europea como a las resoluciones aprobadas por su propio Consejo de Ministros.
Los costes para la ejecución del programa ascienden a 107,1 millones de euros, de los cuales, 86,3 millones los asumirá el Ministerio del Interior, mientras que los 20,8 millones restantes los sufragará Empleo y Seguridad Social. Además, el Fondo Europeo de Asilo, Migración e Integración participará con una financiación por persona finalmente reasentada de hasta 10.000 euros.
La ejecución del programa, que tendrá lugar a lo largo del año 2017, se llevará a cabo por los ministerios del Interior y de Empleo y Seguridad Social, con la colaboración de otros departamentos. Entre las actuaciones a desarrollar se incluye la determinación de los criterios de selección de las personas a reasentar a partir de las prioridades y necesidades de protección identificadas por el ACNUR, incluyendo elementos relativos a nacionalidad, características personales y familiares, entre otras.
El Gobierno tiene previsto que realizar tres misiones de selección e identificación sobre el terreno (una por cuatrimestre) para completar la información recabada por el ACNUR y analizar el perfil sociocultural de las personas que puedan ser reasentadas "desde la óptica de su acogida e integración en la sociedad española", explica.