Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Cataluña muestra "total confianza" en docentes y editoriales por los libros de texto

La consejera de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña, Meritxell Ruiz, ha reiterado este miércoles su "total confianza" en los docentes, centros escolares y editoriales por los libros de texto, ante el encargo del Ministerio de Educación a la alta inspección para elaborar un informe sobre ellos en Cataluña y otras comunidades autónomas a raíz de un estudio del sindicato AMES.
En una comparecencia parlamentaria, a preguntas de Ciudadanos, ha recordado que la Generalitat no autoriza ningún libro y que son los centros y docentes quienes los escogen y que todos los libros se adaptan al marco normativo, y ha pedido "sacar la ideología" del sistema educativo.
Ha lamentado que este encargo sea el primer acuerdo surgido del Pacto por la Educación: "Si para esto tiene que servir, más vale no tener pacto".
A otras preguntas de Ciudadanos sobre familias que han pedido un 25% de enseñanza en castellano, la consejera ha enfatizado que el sistema educativo catalán "no vulnera derechos", y ha remarcado que siempre preserva la identidad de las familias que lo solicitan.
Ruiz ha asegurado que en las escuelas catalanas "no se vulneran derechos lingüísticos" porque se aplica lo que aprobó el Parlament con la Ley de Educación de Catalunya (LEC), que el catalán es la lengua vehicular.
Ha afirmado que el objetivo del sistema educativo catalán es que el alumno sepa castellano y catalán, además de una lengua extranjera, y ha recordado que cada centro, en función de su autonomía, es quien determina la lengua en que se imparten los contenidos.