Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Emoción en un vuelo de Germanwings de Dusseldorf a Barcelona

Entre el ir y venir de pasajeros, el dolor por la tragedia aérea sigue presente en el aeropuerto alemán de Düsseldorf. Un vuelo de Germanwings, el primero del día en dirección Barcelona salía hoy en hora. Su trayecto: el mismo que hizo el avión siniestrado, antes de hacer ese fatídico camino inverso el martes a las 10 de la mañana. Imposible dentro olvidarse de lo ocurrido, por eso el capitán echó mano de un tranquilizante en forma de saludo de bienvenida y agradecimiento. Y ya pleno vuelo, acatando las nuevas directrices de Lufthansa a sus aerolíneas; dentro de la cabina siempre dos miembros de la tripulación, por eso al capitán no se le volvió a ver, pero su voz sonó de nuevo, emocionó el momento y se evitó otro, porque no se sobrevoló el área, para aterrizar en El Prat y normalizar lo que hace cinco días cambió la historia de la aviación.