Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imputados los padres de la niña secuestrada en Bolivia

El Juzgado de Instrucción 1 de L'Hospitalet de Llobregat ha imputado a los padres de la niña de 10 años que ha pasado 7 meses secuestrada en Bolivia por un vecino, ha informado el TSJC.

El Juzgado atribuye a los padres un presunto delito de abandono de familia; dieron su consentimiento para que el detenido se la llevara de viaje consigo a Bolivia y le firmaron un poder notarial, según afirmaron los Mossos d'Esquadra.
La menor, que tenía 9 años durante su cautiverio, ha llegado este lunes a Madrid en un vuelo sobre las 6 de la madrugada, en escala hacia Barcelona, donde ha llegado sobre las 9.30 horas acompañada de agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, que la liberó en una operación conjunta con los Mossos.
La menor ha pasado siete meses en cautiverio en una zona de plantaciones cocaleras en la selva boliviana, obligada a trabajar y su secuestrador quería casarse con ella.
Medidas cautelares
El Juzgado ha acordado varias medidas cautelares provisionales de protección de la menor solicitadas por la Fiscalía, entre ellas la prohibición de que la menor salga de España, excepto con autorización judicial previa.
El juez pide a la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia de la Generalitat (Dgaia) que haga un informe urgente sobre la situación de la menor y la conveniencia de que regrese con sus padres.
Mientras esto no se resuelve, la menor deberá estar acogida en un centro de la Dgaia y podrá ser visitada por los padres siempre en un "entorno controlado" si el equipo técnico lo acepta.
Según ha informado la Generalitat, se trata de una medida preventiva que no supone la retirada de la tutela de los padres.
También ha prohibido expedir pasaporte a la menor y si tiene, que se le retire --según Mossos tiene un pasaporte marroquí--.