Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat, "desconcertada" por el encargo de Educación a la alta inspección por los libros de texto

Recuerda que hace tiempo que desapareció el informe favorable previo y apela al buen criterio de los docentes
El secretario de Políticas Educativas de la Generalitat de Catalunya, Antoni Llobet, ha mostrado este jueves el "desconcierto" de la Conselleria de Enseñanza ante el encargo del Ministerio de Educación a la alta inspección para elaborar un informe sobre los libros de texto en Cataluña y otras comunidades autónomas.
En declaraciones a los medios, ha remarcado que este encargo --que el Ministerio no le ha comunicado-- a raíz del estudio del sindicato de profesores AMES denota un desconocimiento del marco normativo, y ha recordado que hace años que desapareció el informe favorable previo y se considera que hay una "profesionalidad" de los responsables de elaborar materiales.
Ha afirmado que ese encargo también muestra una "desconfianza" sobre la profesionalidad y buen criterio de los docentes, y falta de respeto hacia el rigor con el que trabaja el mundo editorial.
El secretario ha remarcado que no es puede partir de una "presunción de culpabilidad", y ha subrayado que los docentes saben qué escogen y existe una inspección educativa que trabaja con las direcciones de los centros.
ETAPAS EDUCATIVAS
La raíz del encargo del estudio es un informe del sindicato AMES 'Adoctrinamiento ideológico partidista en los libros de texto de Cataluña de la materia Conocimiento del medio' que sostiene que en libros de texto en Cataluña "se ensalza en exceso las diferencias entre los catalanes y los ciudadanos del resto de España", existe falta de referencias a las instituciones, entidades y normas compartidas y se reduce los contenidos del real decreto sobre Geografía e Historia.
Ha afirmado que en los ejemplos concretos que han podido aparecer en los medios se denota una "voluntad de descontextualización", y ha asegurado que en el ámbito de proyecto educativo de las escuelas se tiene que tener en cuenta todo el contenido del programa y la continuidad de toda la etapa educativa.
"Cogiendo una página, tres o solo el libro de un curso estamos maliciosamente queriendo descontextualizar", ha subrayado Llobet, para quien en las escuelas catalanes no se hace ningún uso malintencionado de medios, materiales o herramientas pedagógicas.
Ha lamentado que alguien se pueda escandalizar por tratar fundamentalmente los elementos más cercanos al alumno como, según él, ocurre en todos los lugares del mundo desde el punto de vista pedagógico: "Si habláramos pedagógicamente no habría ruido ni tremendismo, si hablamos ideológica y políticamente se hace ruido y tremendismo".
El secretario de Políticas Educativas ha contrapuesto que Cataluña habla de pedagogía mientras que "otros hablan de adoctrinamiento", y ha remarcado que este tipo de denuncias están ancladas en el pasado y en las ideologías.
PACTO EDUCATIVO
El secretario de Políticas Educativas ha lamentado que la Conselleria se haya enterado del encargo del Ministerio a la alta inspección por los medios de comunicación: "Por desgracia, es una costumbre".
Asimismo, ha asegurado que si esta es la primera decisión del Ministerio de Educación fruto de los trabajos de la subcomisión en el Congreso del Pacto por la Educación "mal comienza el Pacto Educativo".