Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat catalana aparta a tres docentes con condenas por delitos sexuales

Se reunirá con Fiscalía para trasladarle "limitaciones" para combatir abusos
La Conselleria de Enseñanza de la Generalitat ha detectado y apartado de la labor docente a tres profesores con condenas por delitos sexuales, desde la entrada en vigor de la obligatoriedad del certificado de delitos de naturaleza sexual para trabajar con menores, ha anunciado este martes la consellera Meritxell Ruiz.
En su comparecencia en el Parlament, Ruiz y la secretaria general, Maria Jesús Mier, han afirmado que el departamento pidió a los 90.000 docentes autorización para tramitar el certificado y evitarles las colas, de los que solo diez se negaron y dijeron que los presentaban ellos.
De estos diez, finalmente tres se ha constatado que tenían antecedentes por una condena previa, y ya han sido apartados como permite la Ley del Menor de 2015.
De uno de ellos, condenado en Aragón por abusos y posesión de pornografía infantil y que ejerció en un colegio de Pallejà y otro de Mollet del Vallès (Barcelona), el departamento tuvo conocimiento de la condena en 2010, que no recogía una inhabilitación para la labor docente, y de la que no pudo informar porque el registro de antecedentes no es público.
Ruiz ha asegurado que el departamento en 2010 "no podía hacer nada" y que ahora existe una normativa que antes no estaba, y ha considerado sorprendente que se le inhabilitara para votar pero no para ejercer la docencia.
"LIMITACIONES"
Ha explicado que su departamento se reunirá la semana que viene con la Fiscalía de Cataluña para expresarle las "limitaciones" que ha detectado en el sistema para combatir los abusos en los centros educativos.
Ha afirmado que en la revisión de los protocolos han detectado limitaciones que "se escapan del ámbito educativo" e incluso de las competencias del Parlament y que se lo trasladarán a la Fiscalía.
Entre estas limitaciones, la consellera ha asegurado que pedirá una ampliación de la prescripción del delito por abusos y la aplicación de medidas cautelares si se demuestran evidencias, señalando que se sienten "indefensos" hasta que se dicta sentencia, ya que solo pueden apartar al docente durante tres meses si no tiene una condena previa.
Ruiz ha solicitado que las sentencias por abusos lleven "incorporada" la inhabilitación para la función docente, y ha reprochado que el registro de delitos penales no sea público como ocurre en otros países.
La consellera ha explicado que actualmente hay 26 casos --21 en centros públicos-- de presuntos abusos con un expediente en curso.
PROTOCOLO
Ruiz ha señalado que la revisión del protocolo contra abusos, que se aprobó en junio, establece un circuito para la denuncia de los maltratos y abusos, y ha afirmado que con la escuela privada se han puesto en contacto para ver si son conocedores del mismo, y en el caso de que dispongan de uno propio, les han ofrecido incorporar los circuitos.
La consellera ha explicado que en febrero iniciará en los diferentes servicios territoriales de Enseñanza unas sesiones informativas a los directores de centro para explicar el protocolo, y que el departamento también hará una campaña de difusión en las escuelas del teléfono de Infància Respon.
ESCUELA INCLUSIVA
En su comparecencia, en la que también se ha referido al inicio de curso escolar, ha anunciado que el nuevo decreto de la escuela inclusiva se prevé llevar al Consell Escolar de Cataluña (CEC) antes de final de año.
Respecto a la innovación educativa, la consellera ha asegurado que ésta debe ser "sistémica, no elitista y fundamentada", y ha remarcado que la innovación no es el objetivo del sistema sino un instrumento del mismo.