Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat quiere "blindar" el catalán en el acceso al sistema universitario

Cataluña no acude a la reunión sobre universidadesEFE

El secretario de Universidades e Innovación de la Generalitat de Cataluña, Antoni Castellà, quiere "blindar" la lengua catalana en la prueba de acceso al sistema universitario, por lo que pactará con todos los centros un examen único en la que los alumnos catalanes también deban demostrar sus conocimientos de catalán.

Según ha explicado Castellà, el objetivo es "preservar un sistema de coordinación universitaria que funciona" y salvaguardar el catalán ante la agresión, ha dicho, que supone el anteproyecto de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), impulsada por el ministro de Educación, José Ignacio Wert.
Por ello y si el ministro no retira el actual escrito, en los próximos días convocará un consejo interuniversitario para que "tome forma" el principio de acuerdo al que ha llegado este miércoles con los rectores de las doce universidades catalanas, que se han mostrado favorables a impulsar esta prueba única.
El examen incluiría un apartado de conocimientos de lengua catalana como ocurre en el actual sistema de Proves d'Accés a la Universitat (PAU), ha asegurado Castellà, quien ha afirmado que "no permitirán" que un estudiante acceda a los estudios universitarios sin garantizar una prueba de catalán.
La Lomce elimina la Selectividad a cambio de una reválida a final de Bachillerato y da libertad a los centros para realizar sus pruebas de acceso, por lo que --según Castellà-- podrán acordar un mismo modelo de examen.
Para evitar el "caos absoluto"
Además, esta misma prueba consensuada evitaría "el caos absoluto", dado que dejar carta blanca a cada instituto generaría indefensión a los alumnos, porque los exámenes de acceso podrían coincidir en día y hora.
Castellà también ha indicado que una de las razones por la que no ha acudido este miércoles a la reunión de la Conferencia Sectorial de Educación es que Wert no incorporó ninguna de las enmiendas que planteó la Generalitat al texto que se tenía que debatir.