Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un edil de Gata (Alicante) denuncia que dos guardias civiles se negaron a atenderle por hablar en valenciano

El secretario general de Podem Gata de Gorgos (Alicante) y primer teniente de alcalde en la localidad, Jaume Monfort, ha denunciado públicamente que dos guardias civiles se negaron a atender una petición suya por hablarles en valenciano. "Háblanos en español. La Constitución no nos obliga a que te entendamos en valenciano", asegura que le dijeron.
El incidente se produjo el 6 de diciembre, Día de la Constitución, cuando el también concejal de Desarrollo Urbano Sostenible almorzaba con su familia en una cafetería de Gata. Desde el interior del local observó una patrulla de la Guardia Civil que aparcó su vehículo "en una esquina donde el estacionamiento está prohibido", algo que está "claramente indicado porque dificulta el tránsito del resto de coches", según ha informado Monfort en un comunicado.
El edil consideró "oportuno" indicarles esta "acción antirreglamentaria" y se expresó a los agentes en su lengua natural, el valenciano, solicitándoles dentro del bar que cambiaran el vehículo a alguna de las plazas disponibles de aparcamiento.
"Su respuesta fue: Háblanos en español. La Constitución no nos obliga a que te entendamos en valenciano", ha señalado el secretario de Podem Gata, que les respondió que creía que se había "comportado de forma totalmente correcta" y después regresó con su familia.
Seguidamente, uno de los agentes salió del establecimiento y cambió de ubicación el vehículo, para después entrar y volver a dirigirse a Monfort, al que le dijo: "Ya estará contento el señor", según relata el propio edil. Éste le respondió que corrigiera su tono, a lo que el guardia civil le remitió a su sargento.
Ya en castellano, el teniente de alcalde de Gata le pidió su número de agente para notificar una queja a la Guardia Civil, tras lo que el otro efectivo le solicitó su Documento Nacional de Identidad (DNI).
"Ante el escándalo generado en el establecimiento, los guardias civiles justificaron la identificación por falta de respeto a la autoridad", recoge la denuncia pública de Monfort, que recuerda cómo los agentes decían a la gente: "Nos está hablando en valenciano".
"ESTAMOS EN ESPAÑA Y SE HABLA ESPAÑOL"
Al salir de la cafetería, el secretario de Podem Gata contactó con el sargento de la Guardia Civil para explicarle el incidente y éste respondió, según él: "No tienes razón, estamos en España y se habla español".
Dos semanas después, el edil tuvo conocimiento de que la Benemérita había redactado una nota interna sobre el incidente lingüístico, ante lo que ha considerado oportuno hacerlo público al entenderlo como "un caso de discriminación a los valencianoparlantes en su tierra" por parte de "los cuerpos de orden y seguridad del Estado".