Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía cree que Gao Ping nombró "consejero" personal a uno de los inspectores imputados

La Fiscalía Anticorrupción sostiene que el presunto líder de la red china de blanqueo de capitales Emperador, Gao Ping, llegó a nombrar como "consejero" personal al inspector del Cuerpo Nacional de Policía Federico Sánchez de Frutos y le encargó un estudio para que implantara en sus empresas "el modelo de seguros de los sindicatos policiales españoles".

Según consta en un informe en el que los fiscales Juan José Rosa y José Grinda detallan las actuaciones de trato de favor que los nueve agentes, siete policías nacionales y dos de Fuenlabrada (Madrid), habrían dispensado presuntamente a la red de Gao Ping a cambio de regalos como cajas de vino, jamones, masajes, móviles y entradas para el fútbol o los toros. Los agentes están imputados por los delitos de prevaricación, cohecho, tráfico de influencias y revelación de secretos.
Sánchez de Frutos, que trabaja en la actualidad como jefe de Seguridad de El Corte Inglés de Vistalegre, habría sido, según Anticorrupción, del "funcionario más íntimamente ligado" a Gao Ping, que le habría encargado la organización de la cena de inauguración de la Asociación de Bazares Chinos que se celebró el 8 de julio de 2010 y en la que le encargó la presencia de "altos mandos del Cuerpo Nacional de Policía".
A partir de su relación con Gao Ping el inspector empezó a frecuentar a otros miembros de la trama, como Yongping Xia, presidente de la Asociación de Bazares Chinos, que le invitó el 23 de octubre del mismo año a una cena en el restaurante de Shangrilá a la que "asistía parte del Gobierno chino"; o el gestor de los fondos de Gao Ping, Pedro Guzmán Hernández.
También trató con la mujer del marchante, Lizhen Yang, que le pidió que realizara algunas gestiones relativas a la documentación de extranjeros, como una autorización para que unos menores pudieran viajar al exterior sin sus progenitores o la renovación de una tarjeta de residencia.
REPATRIACIONES EN BARAJAS
En relación con la labor del comisario del aeropuerto de Barajas, Carlos Salamanca, Anticorrupción destaca que habría hecho varias gestiones para el presunto miembro de la trama Yongping Wu Liu, a fin de solventar los problemas de entrada en España de ciudadanos chinos o permitiendo el ingreso de personas que "deberían ser repatriadas a China".
En concreto, el 5 de abril de 2012 Yongping recurrió a Salamanca para que le informara de los motivos por los que había sido detenida la ciudadana Ruiying Xu.
El 14 de abril de ese año Salamanca impidió presuntamente la repatriación de otra mujer china y el 12 de julio intentó mediar sin éxito, según la Fiscalía, para evitar la devolución a su país de otro nacional chino.
Según el informe del Departamento de Asuntos Internos de la Policía Nacional que motivó la imputación, al que ha tenido acceso Europa Press, Salamanca introdujo dentro de su círculo de amistades a Yongping Wu Liu para que éste iniciaria una serie de negocios, entre ellos uno de importación de chatarra y otro para la venta de juguetes. En otra ocasión le preguntó sobre los trámites para trasladar un oso a España.
Además, habría mediado ante los empresarios chinos para conseguir un iphone 4 que supuestamente iba a regalar a la hija del exfutbolista del Real Madrid Fernando Hierro. A cambio de todas estas gestiones habría recibido, según este informe, un jamón y una caja de vinos.
BÚSQUEDA DEL PERRO DE LA MUJER DE GAO PING
El informe policial también pone de manifiesto la relación de "total servilismo" que el policía nacional de Fuenlabradad Blas Donoso mantenía con la esposa de Gao Ping, Lizhen Yang. La mujer le llamaba continuamente para que le solucione todo tipo de asuntos, desde la renovación de la tarjeta de residencia de su madre a la interposición de una denuncia por la pérdida de su perro o las gestiones que precisó uno de sus clientes tras sufrir un accidente de tráfico.
Así, Anticorrupción describe el "trato preferente" a la mujer del presunto jefe de la trama que habría recibido en sede policial "a la hora de interponer una simple denuncia sin seguir el trámite habitual que realizaría cualquier ciudadano". Entre otras compensaciones, Donoso Adán obtuvo presuntamente productos gratis en los almacenes de la trama.
INFORMACIÓN CONFIDENCIAL
El informe de la Fiscalía también detalla que el comisario de Seguridad Ciudadana Manuel Patricio Rodríguez San Román habría facilitado información confidencial de las bases de datos del cuerpo a Yongping Wu Liu, para lo que habría utilizado a varios subordinados en la comisaría de distrito de Puente de Vallecas. De igual modo, se habría encargado de detallar el contenido de atestados policiales sobre una denuncia que presentó la hermana de éste.
Esta misma actuación se imputa al comisario Ángel Luis Olmedo, que, según Anticorrupción, facilitó información de interés para Gao Ping; el supuesto líder de la red de extorsión, Haibo Li; y los supuestos miembros de la red Li Tie y Yongping Wu Liu.
De igual modo, el informe destaca que el subinspector Roberto Ruiz Ortega habría facilitado información sobre posibles inspecciones en naves de Yongping Wu Liu, mientras que el agente Óscar Francisco García Frade, destinado en Fuenlabrada, habría consultado bases de datos policlaes y mediado para la realización de varios negocios, entre ellos la constitución de una correduría de seguros.
En relación con los funcionarios de la Policía Local de Fuenlabrada, los fiscales sostienen que José Pablo Roldán Juez anuló una multa de tráfico a un cliente del centro comercial gestionado por Yongping Wu Liu, mientras que Mario José Selas Martínez se valió de su condición para informarse en el Departamento de Urbanismo del estado de los procedimientos administrativos de naves del polígono de Cobo Calleja.