Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Galicia, teñida de blanco

Llevan una semana incomunicados, rodeados por la nieve. En Apintidinoira el blanco lo invade todo y la paciencia manda cuando no se puede salir de casa. Amparo tiene 75 años y ha pasado estos días resfriada, viendo cómo la nieve le tapiaba hasta las ventanas. La tele y la cocina de leña son su compañía. Sólo los todoterrenos llegan a la aldea, pero dicen que lo peor ya ha pasado. Hasta la aldea de Comeal sólo se puede llegar andando. Allí resiste Manolo, que aprovecha el sol de la mañana para alimentar al ganado. En Piedrafita el alcalde recorre las carreteras más problemáticas con una pala, abriendo el paso entre la nieve. Cada día limpian las vías que rompen más de 50 núcleos de población para que nadie se quede aislado. Aunque la nieve lo invada todo, la vida entre el paisaje blanco continúa.