Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Incautados 22 kilos de droga en el asalto a un laboratorio de cocaína en la sierra de Madrid

Los GEO asaltan un laboratorio de cocaína en la sierra de Madrid e incautan 22 kilos de drogaPolicía Nacional

Agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional han incautado 22 kilos de cocaína, más de 100 litros de disolventes y 2.400 euros en efectivo durante su asalto a un laboratorio de droga en una localidad de la sierra norte madrileña, deteniendo además a tres miembros del grupo de narcotraficantes.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, la investigación se inició en torno a un laboratorio clandestino ubicado en una finca rural de muy difícil acceso. En las primeras indagaciones los agentes detectaron que varios miembros de una organización de origen colombiano estaban trasladando a este destino mediante garrafas grandes cantidades de sustancias químicas para la elaboración de cocaína (éter, acetona o ácido clorhídrico). Allí contaban con los útiles necesarios para adulterar la droga como hornillos eléctricos, secadora, prensas o envasadoras.
Los investigadores localizaron la vivienda donde residían los miembros del grupo, ubicada en el casco urbano de una localidad situada al norte de Madrid y a escasos kilómetros de la finca rural donde estaba instalado el laboratorio. Además de este inmueble, la organización contaba con tres viviendas más, en un mismo bloque de edificios, en la capital madrileña. Estos pisos eran utilizados por los integrantes de la organización para mantener encuentros, tanto con los proveedores como distribuidores de la cocaína.
Más tarde, los agentes averiguaron que dos miembros de la red iban a viajar a Barcelona para hacer acopio de una entrega de cocaína base. Con esta información, los investigadores elaboraron un dispositivo para la detención de estas dos personas que finalmente concluyó en Zaragoza.
A continuación, se procedió a la detención de otro miembro del grupo, que con la ayuda del GEO, se localizó y arrestó en la finca rural. En los cinco registros efectuados los investigadores se incautaron de más de 100 litros de disolventes, sustancias de 'corte' o adulteración de cocaína, el material necesario para la elaboración del estupefaciente -prensas, máquina de secado, multitud de barreños, lámparas de secado, moldes de empaquetado y máquina de envasar- y dos pares de zapatillas con doble fondos. Los 22 kilos de cocaína incautada estaban distribuidos en diferentes grados de pureza y elaboración, desde cocaína base hasta cocaína ya elaborada lista para su distribución.