Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fundación Sabino Arana premia el "universo simbólico" del 'Guernica' para que "una atrocidad así no vuelva a repetirse"

Tres mujeres supervivientes de los bombardeos de Gernika, Otxandio y Durango han asistido a la gala celebrada en el Teatro Arriaga de Bilbao
Los premios Sabino Arana han galardonado en su XXVIII edición, celebrada este domingo en Bilbao, el "universo simbólico" del 'Guernica' de Picasso como "imagen en el pasado del horror y símbolo de paz en la actualidad" y para recordar que "nunca una atrocidad de aquel nivel vuelva a repetirse, ni aquí ni en ninguna parte del mundo".
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha presidido la entrega de Premios Sabino Arana 2016 que se ha desarrollado en el Teatro Arriaga y que este año han galardonado al exconsejero de Economía y Hacienda del Gobierno vasco y padre del Concierto Económico, Pedro Luis Uriarte; la empresa fabricante de bicicletas Orbea; el centro educativo Egibide "Fundación Diocesanas-Jesús Obrero Fundazioa"; la jugadora de balonmano Matxalen Ziarsolo; CIT Centro de Iniciativas de Tolosa; y el 'Guernica', "grito desgarrador, símbolo de paz".
Además del lehendakari y los consejeros jeltzales del Ejecutivo vasco, han sido numerosas las personalidades de la vida política, cultural y social que han asistido al acto, entre los que han destacado la presidenta del Parlamento vasco, Bakartxo Tejeria; los diputados generales de Bizkaia y Álava, Unai Rementeria y Ramiro González; el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto; el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar; el obispo de Bilbao, Mario Izeta; el obispo emérito de San Sebastián, Juan Mari Uriarte; o el rector de la Universidad de Deusto, José María Guibert, entre otros.
La gala ha sido presentada por la periodista Arantza Ruiz mientras que la actuación musical ha corrido a cargo del Duo Aldamena, compuesto por Nahikari Oloriz (saxofonista) e Itxaso Sainz de la Maza, al piano.
PREMIADOS
Entre los seis premiados, que se suman a los 159 galardonados a lo largo de la historia, ha estado el exconsejero de Economía y Hacienda del Gobierno vasco y padre del Concierto Económico, Pedro Luis Uriarte, quien ha agradecido el reconocimiento a la Fundación y ha incidido en que, en su momento, el Concierto Económico fue "un castigo impuesto, un intento de asimilación al Concierto de las demás provincias".
"Euskadi, gracias al Concierto, es ahora una realidad diferente estadísticamente demostrable apoyada en este modelo que es único en el mundo", ha valorado.
Por ello, ha defendido la necesidad de comprometerse "con el Concierto Económico y con el país" y ha valorado que se está ante un elemento que "nos aglutina, nos une", además de tener un valor social por ser "la base de nuestro sistema de bienestar social".
"Hablamos de educación, sanidad, servicios sociales, carreteras... Euskadi es hoy un país de oportunidades en el que nadie se queda desprotegido", ha afirmado, para añadir que no se debe pensar "en euros, sino en personas".
La Fundación Sabino Arana ha premiado también este año el "universo simbólico" del 'Guernica' como "imagen en el pasado del horror y símbolo de paz en la actualidad". De este modo, se ha recordado que en la primavera de 1937 numerosos municipios vascos fueron objeto de bombardeos "para sembrar el terror en la población civil".
Tras una recreación teatral de los bombardeos, el galardón ha sido recogido por tres supervivientes de los ataques padecidos en las localidades de Gernika, Durango y Otxandio --María Ángeles Ortiz de Zarate, Andone Bidaguren y Pilar Bilbao--, junto a tres jóvenes "en representación del futuro": Pello Iriondo, Garoa Basterretxea y Mikel Lasuen.
La Fundación Sabino Arana ha querido así destacar que, en la actualidad, el 'Guernica' de Pablo Picasso es "símbolo de la lucha por la paz en un mundo en el que la luz por el fin de algunos conflictos históricos se ve ensombrecida por la tragedia de las guerras, el drama humanitario de los refugiados y la pobreza".
CIT
También ha sido galardonado en la gala el Centro de Iniciativas de Tolosa (CIT), por ser "embajadores de nuestra cultura y convertir al municipio guipuzcoano en punto de encuentro de la diversidad cultural del mundo".
Tras la recogida del premio, su presidente Julián Lacunza, ha afirmado que desde el CIT seguirán desarrollando "las actividades que tenemos consolidadas" y ha apostado por "incorporar a las generaciones más jóvenes en nuestras estructuras para que éstas se mantengan y enriquezcan".
La Fundación Sabino Arana ha premiado también la trayectoria de la empresa vasca Orbea, cuyo director general, Jon Fernández, ha agradecido el premio en nombre de las "miles de personas que a lo largo de la historia" han formado parte de ella.
"Competimos a diario en los mercados globales con un número ingente de marcas y todas tratamos de captar la atención de los usuarios", ha reconocido, para añadir que "poseer una marca fuerte es posiblemente el valor intangible más importante de las empresas".
En este sentido, ha subrayado que "apalancándose" en Euskadi, Orbea ha puesto en valor la "tradición industrial vasca, nuestra capacidad de innovación y la capacidad de transformación".
Por último, ha reconocido que 2016 ha sido un año "exigente", pero les ha permitido mejorar sus posiciones en el sector, habiendo facturado un 12 por ciento más.
"Hemos sido capaces de incrementar el empleo un 13 por ciento. Este es el buen indicador, ya que la generación de riqueza no tiene sentido si no es capaz de transformarse en empleo de calidad", ha concluido.
También ha sido premiada el centro educativo Egibide "Fundación Diocesanas-Jesús Obrero Fundazioa, "por su trayectoria como institución educativa en Álava, su liderazgo en el sector de la Formación Profesional y su contribución al desarrollo social y económico del país".
El galardón ha sido recogido por el presidente del Patronato de la Fundación Diocesanas-Jesús Obrero Fundazioa, Juan Carlos Elizalde, y el director general de Egibide, José Ignacio Eguizábal.
Elizalde ha destacado que Egibide "quiere contribuir a educar personas conscientes de la dignidad divina de cada ser humano" y ha valorado que nació "de la iniciativa de la Iglesia ante las necesidades de nuestros jóvenes".
"Pedimos perdón porque nunca estamos a la altura de la misión que se nos ha encomendado. Pedimos perdón porque no siempre logramos transmitir los valores evangélicos en una sensibilidad cristiana, coherente y atractiva", ha afirmado el también obispo de Vitoria.
Por último, la exjugadora del Bera-bera balonmano Matxalen Ziarsolo ha reconocido que el deporte le ha dado la oportunidad de conocer a "gente maravillosa" y a amistades que le han "transmitido valores como el esfuerzo, el compromiso y la ilusión".