Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fundación Cometa colaborará con la escuela jesuita dominicana Nuevo Porvenir para escolarizar a niños huérfanos

La Fundación Cometa ha llegado a un acuerdo de colaboración con el colegio Nuevo Porvenir, iniciativa del jesuita Padre Jorge, situada en un barrio periférico de la capital de la República Dominicana, para ayudar en su labor de escolarizar a niños huérfanos, según informa Fundación Cometa.
Concretamente, la entidad se ocupará de conseguir la financiación necesaria para mantener el proyecto de la escuela, que consiste en dar una oportunidad a la infancia sin recursos mediante la alfabetización, el enriquecimiento cultural y la transmisión de valores fundamentales.
Nuevo Porvenir es un proyecto del Padre Jorge que escolariza a niños y niñas de muy escasos recursos, huérfanos de padre o madre o hijos de madres adolescentes, en el barrio de Haina de Santo Domingo.
Actualmente, el centro se ocupa de la educación de 68 niños, que son ayudados mediante becas. Para mantener esa población se necesitan maestras que formen a los niños, material escolar y una inversión en la mejora y mantenimiento de las instalaciones.
La escuela surgió por iniciativa de la dueña y directora del centro, María Ramón, con la inspiración y la ayuda de un jesuita español, el padre Benito Blanco. Según recuerda la entidad, ambos vieron la necesidad de escolarizar a los niños sin recursos del barrio de Haina de Santo Domingo a temprana edad, con el fin de que no fueran víctimas del ambiente marginal en el que se desenvuelven día a día. Mediante la educación, pretenden proporcionar a los niños y niñas las herramientas necesarias para salir adelante.
Con este acuerdo, el objetivo de la Fundación Cometa, ahora orientado hacia República Dominicana, sigue siendo el mismo que el de sus inicios en Afganistán: inspirar e impactar en el futuro de la infancia para, si es posible, "hacer volar sus sueños".
Con el fin de sensibilizar a voluntarios y colaboradores, la entidad tiene previsto organizar viajes a República Dominicana para conocer de primera mano la realidad de los niños escolarizados en el colegio Nuevo Porvenir.