Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hijo de Ortega Cano sale de la cárcel

El hijo del extorero José Ortega Cano, José Fernando Ortega Mohedano, ha salido esta tarde de la cárcel en la que permanecía desde hace cuatro meses. Esta mañana, la juez de lo Penal número 5 de Sevilla dictó la orden de libertad provisional para el hijo del extorero así como para los otros tres jóvenes encarcelados por la agresión y robo a un joven ocurrida en noviembre de 2013 junto a un club de alterne de Castilleja de la Cuesta.

Al finalizar el juicio, las defensas de los cuatro jóvenes encarcelados habían solicitado su puesta en libertad provisional en espera de la sentencia, a lo que no se han opuesto ni la Fiscalía ni las acusaciones particulares, tras lo que la juez ha dictado un auto en el que acordaba dejar en libertad a todos ellos.
En la segunda y última sesión del juicio, que ha quedado visto para sentencia, el Ministerio Público ha rebajado de cinco a tres años de cárcel su petición de condena para Ortega Mohedano.
Así, le ha pedido dos años y medio de cárcel por un delito de robo con violencia y seis meses de prisión por un delito de daños, así como el pago de una multa de seis euros diarios durante 12 meses por el delito contra la seguridad vial que le imputa por conducir sin carné, aplicando las atenuantes de reparación del daño, ya que indemnizó a la víctima con 10.000 euros, y colaboración con la justicia, pues fue el único que confesó los hechos.
Asimismo, el fiscal ha interesado penas de entre un año y tres años y medio de cárcel para los otros cinco jóvenes acusados.
El fiscal no persigue una condena "ejemplarizante"
De su lado, la acusación particular que ejerce la víctima ha modificado sus conclusiones provisionales y ha rebajado de ocho a dos años su petición de condena para José Fernando, al que ha aplicado las atenuantes de confesión y reparación del daño y la agravante de abuso de superioridad, retirando la agravante de alevosía.
Mientras tanto, la abogada del hijo de Ortega Cano ha considerado probadas hasta tres atenuantes, como son las dos referidas anteriormente y la drogadicción, por lo que ha interesado una pena de nueve meses de prisión por el delito de robo con violencia.
En su informe final, el representante del Ministerio Público ha querido dejar claro que, en este caso, no se busca una condena "ejemplarizante" porque haya un "famoso" entre los acusados, en referencia al hijo de Ortega Cano, sino que hay que castigar el comportamiento de los imputados "porque una persona no tiene que ser humillada, ni agredida, ni robada".
Respecto a las atenuantes aplicadas a José Fernando, ha precisado que el fiscal se guía por el criterio de legalidad y objetividad, señalando que si el hijo del extorero no declara ante la Guardia Civil e identifica al resto de participantes en los hechos "hoy sólo estaría sentado" en el banquillo el propio José Fernando al ser reconocido por ser hijo de un famoso.
No se ha probado la drogadicción de los acusados
El fiscal ha destacado que, frente a esta "línea continua de colaboración" mantenida por José Fernando, el resto de acusados "se negaron a declarar" y sólo reconocieron los hechos en el juzgado cuando "saben que uno de ellos se ha ido de la lengua".
De igual modo, ha aseverado que las defensas de los acusados "no han justificado que esa noche se produjera la agresión porque estaban hasta arriba de alcohol o cocaína", por lo que no les puede aplicar la atenuante de drogadicción.
De su lado, el abogado de la víctima ha adelantado que no recurrirá la sentencia que se dicte y ha señalado que en este caso "ha habido un plus de agresividad, más allá de la humillación", tras lo que se ha referido al único acusado que niega los hechos, Eloy R.T., diciendo que "si hay dudas" sobre su participación "prefiere que se le absuelva". "Prefiero un culpable en libertad que un inocente en prisión", ha apostillado.
En la jornada de este viernes, y antes de los informes finales, ha declarado como testigo el jefe de sala del club de alterne, quien ha dicho "poder sospechar" que el día de los hechos tanto el hijo de Ortega Cano como el resto de acusados "se encontraban bajo los efectos de la cocaína".