Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía se opone a la inscripción en España de los niños nacidos en el extranjero por maternidad subrogada

embarazadaGtress

La Fiscal General del Estado, Consuelo Madrigal, se opone a la inscripción en el Registro Civil español de los niños nacidos en otros países por maternidad subrogada, sistema vulgarmente conocido como vientre de alquiler, porque entiende que el contrato en virtud del cual la gestante renunció al recién nacido en favor de quienes aspiran a ser sus padres, es nulo en el ordenamiento jurídico español.

"El Fiscal se opone a la inscripción de nacimiento y filiación por estimar que el contrato por el que se acuerda la gestación por sustitución es contrario al orden público internacional español, de acuerdo con lo establecido en el artículo 10 de la Ley 14/2006 de Reproducción Asistida, que declara nulo este tipo de contrato. Este es también el criterio que señala la Fiscalía de Sala de lo Civil", afirma.
Así lo explica la Fiscalía de Sala de Extranjería en la Memoria Anual de la Fiscalía General del Estado, presentada este martes con motivo del inicio del Año Judicial. Según detalla, este organismo "mantiene discrepancias" con la Dirección General de los Registros y del Notariado, que sí permite la inscripción de estos niños una vez llegan a España como hijos de al menos uno de los dos padres de intención.
En concreto, la Dirección General dependiente del Ministerio de Justicia, dictó instrucciones a finales de 2014 y principios de 2015 para tratar de poner fin al bloqueo en las inscripciones de niños nacidos por gestación subrogada en el extranjero tras una sentencia del Tribunal Supremo que impidió el registro de dos niños nacidos de este modo en California.
La sentencia supuso la paralización de las inscripciones de los recién nacidos, por lo que parejas de españoles que habían tenido hijos en el extranjero por subrogación encontraban problemas para volver al país en compañía de los niños, para que se les declarase españoles y para conseguir que se reconociera su filiación, como denunció la asociación mayoritaria de afectados, 'Son nuestros hijos', que representa a más de 300 familias creadas por esta técnica.
La Fiscalía argumenta en su memoria anual que las instrucciones de la Dirección General, posteriores a la sentencia del Supremo y al un auto denegatorio sobre el mismo tema que dictó poco después, "no hace ninguna referencia a la doctrina jurisprudencial establecida en esta materia y aplica su Instrucción de 5 de octubre de 2010 por la que se fijan los criterios a seguir para la inscripción registral de los menores nacidos mediante gestación por sustitución".
Con todo, recuerda que a lo largo del año pasado se interpusieron dos recursos contra el mencionado auto y aún están pendientes de resolución. Indica además que la Fiscalía de Madrid ha tramitado en el año 2015 doce expedientes de inscripción de nacimientos ocurridos en Rusia y Estados Unidos a través de dicha técnica.