Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una deuda impagable

Nieves está enferma de fibromialgia. Hace 9 años comenzó a cobrar una pensión de 327 euros al mes. En 2007 su marido, Bernabé, sufrió un accidente laboral y desde entonces cobra una pensión por invalidez. Ahora la consellería de Bienestar social dice que Nieves ha perdido su derecho a recibir su ayuda y le reclama los últimos 4 años de pensión y los intereses, más de 25.700 euros. El matrimonio asegura que no puede hacer frente a esta deuda. Pagan 300 euros de hipoteca cada mes y apenas tienen dinero para comer.