Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Familiares de los detenidos de Alsasua critican su "dispersión" y afirman que "nuestros hijos no son terroristas"

Familiares de los detenidos por la supuesta agresión en Alsasua a dos guardias civiles y sus parejas el pasado 15 de octubre se han concentrado este miércoles en Pamplona para criticar la "dispersión" de las tres personas que continúan en prisión a las cárceles de Navalcarnero, Aranjuez y Estremera. Asimismo han afirmado que "nuestros hijos nos son terroristas" y han asegurado que lo ocurrido "nada tiene que ver con el terrorismo".
Los familiares de los detenidos se han concentrado en el Monumento a los Fueros de Pamplona, en esta ocasión, acompañados de cargos electos, entre los que se encontraban el alcalde de Alsasua, Javier Ollo, y el de Pamplona, Joseba Asiron. También han asistido representantes del cuatripartito, entre ellos Unai Hualde (Geroa Bai), Adolfo Araiz (EH Bildu), Laura Pérez (Podemos) y Marisa de Simón (Izquierda-Ezkerra).
Koldo Arnal, padre de uno de los detenidos, ha leído un comunicado en el que ha llamado al resto de partidos políticos "a escuchar a buena parte de sus bases que opinan que con los jóvenes de Alsasua se está cometiendo una grandísima injusticia".
Ha lamentado la decisión del Supremo de otorgar la competencia del caso a la Audiencia Nacional así como el "traslado y la dispersión" de los detenidos a tres cárceles distintas.
"Lo ocurrido en Alsasua, en comparación con casos similares acaecidos a lo ancho y largo de Estado, recientemente en Lugo, está teniendo un tratamiento completamente diferente", ha reprochado Arnal.
En este sentido, ha criticado que "lo que en muchos casos se ha resuelto con un juicio rápido y unos cientos de euros de multa", en el caso de los detenidos de Alsasua "se enfrentan a peticiones de más de 10 años de prisión aduciendo delito de terrorismo".