Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Familiares de Kevin Moreno Martínez piden un donante de médula para curar su leucemia

Familiares de Kevin Moreno Martínez, un niño de ocho años con leucemia de Jaén, piden un donante de médula que permita curar su enfermedad, ya que no ha encontrado todavía a alguien compatible, a pesar del incremento de donantes que se ha producido en la zona donde vive.
Su padre y su madre son solamente compatibles a un 50 por ciento, un nivel insuficiente porque Kevin tiene la médula más dañada y necesita de un porcentaje mayor de compatibilidad. También se ha intentado con su hermano, pero tampoco es posible. Por eso la familia pide la ayuda de la ciudadanía en busca de un posible donante que traiga la esperanza a Kevin.
Todo comenzó hace unos meses, cuando su madre, María José Martínez, notó a Kevin muy débil y sin a penas apetito. Tras llevarle al médico y hacerle una analítica se descubrió que los niveles de los componentes de la sangre no eran los adecuados para un niño de su edad. Inmediatamente ingresó en un centro hospitalario de Jaén, donde se confirmó su patología y comenzó a recibir su tratamiento.
Son muchos los apoyos que Kevin y su familia están recibiendo para conseguir el donante ideal. Su lucha se ha difundido rápidamente en las redes sociales. Partidos políticos, equipos de fútbol como el Linares Deportivo o el Real Jaén, personas o entidades conocidas como el torero Juan José Padilla o la Hermandad del Prendimiento y Rosario, se han hecho eco de la historia de Kevin.
Esto ha hecho que se incremente el número de donantes en los hospital de la zona, una campaña de concienciación que inicia el caso de Kevin, pero ayuda a muchas más personas que padecen esta enfermedad. Además, se están llevando a cabo pruebas de compatibilidad en el Hospital San Agustín de Linares y el Hospital Princesa de Jaén.
En términos generales, puede ser donante de médula ósea toda persona sana entre 18 y 55 años (aunque las personas inscritas en el registro pueden ser donantes hasta los 60 años) que no padezca ninguna enfermedad susceptible de ser trasmitida al receptor y que tampoco padezca ninguna enfermedad que pueda poner en peligro su vida por la donación.