Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Familia Real visita la exposición de Miró y Picasso en Sóller

La Familia Real ha visitado este domingo la exposición 'Pablo Picasso y Joan Miró, historia de una amistad', en el museo modernista Can Prunera de Sóller.
Según han explicado fuentes de la Casa Real, los Reyes y sus hijas, Leonor y Sofía, han llegado a la Plaza de la Constitución sobre las 10.50 horas, lugar en el que han iniciado "un recorrido de entre 80 y 100 metros" por una calle peatonal hasta llegar al museo.
'Pablo Picasso y Joan Miró, historia de una amistad' trata de una exposición de carácter intimista e inédita que revela algunas de las curiosidades que unieron a Picassó y Miró cuando se conocieron en París, a pesar de los doce años de edad que los separaban.
En la exposición se encuentran objetos personales, obras gráfica, cartas, cerámicas y otros elementos que reflejan la amistad de estos dos artistas que, como se explica en el catálogo de la exposición, "eran completamente distintos como personas y como creadores plásticos".
Can Prunera es un museo ubicado en una antigua casa de estilo modernista construida a comienzos del siglo XX.
Era la época en la que los nativos de Sóller que se habían trasladado al sur de Francia a partir de 1865 y habían tenido éxito en sus nuevos negocios, volvían al pueblo de la Serra Tramuntana y construían grandes casas con el fin de demostrar su nueva posición.
Can Prunera fue una de esas casas, construida por Joan Magraner, de sobrenombre Joan Prunera, que recientemente fue adquirida y restaurada por un grupo de empresarios de Sóller que la han convertido en un museo y, a la vez, en signo de identidad de la localidad.
Esta visita ha sido un acto extraoficial y la segunda vez que se ha podido ver en público a los Reyes con sus hijas, después del posado oficial que se celebró el pasado lunes en el Palacio de Marivent.