Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallece un bebé de cuatro meses en un accidente de tráfico en Alcalá de Henares

Un bebé de cuatro meses ha fallecido en un accidente de tráfico producido en la localidad madrileña de Alcalá de Henares. Un vehículo conducido por una persona en estado de ebriedad chocó con el otro vehículo en el que viajaban el bebé y su madre. El niño quedó atrapado entre el asiento del copiloto y la silla en la que estaba, la cual iba anclada al asiento trasero. La madre resultó herida leve y aunque sufrió una crisis de ansiedad, mientras que el conductor que chocó el coche ha resultado ileso.

Un bebé de cuatro meses y medio ha fallecido tras una colisión entre dos turismos registrada en la A-2, dentro del término municipal de Alcalá de Henares. El accidente se produjo sobre las ocho de la tarde a la altura del kilómetro 25 de la A-2, en sentido entrada a la capital, cuando un turismo conducido por una persona ebria colisionó por detrás con otro vehículo, según ha informado un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.
En uno de los turismos, el que fue golpeado por detrás, viajaba una mujer de 35 años y su bebé de cuatro meses y medio, que iba en una silla anclada en el asiento trasero, en la parte posterior al asiento del copiloto. Como consecuencia del fuerte impacto, el bebé, una niña, quedó atrapada entre la silla y el asiento del copiloto.
Tras ser rescatada por los bomberos, se comprobó que había entrado en parada y los propios efectivos del propio servicio de extinción de incendios iniciaron las maniobras de resucitación cardiopulmonar. Facultativos del Summa-112 prosiguieron las maniobras durante más de 45 minutos, aunque finalmente solo pudieron certificar el fallecimiento del bebé.
La madre de la niña sufrió una fuerte crisis de ansiedad, además de un esguince, y tuvo que ser trasladada hasta el Hospital de Alcalá de Henares, aunque su pronóstico es leve. El conductor y único ocupante del otro turismo involucrado en el accidente, un varón de mediana edad, ha resultado ileso.