Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La FEB y Universo Mujer Baloncesto organiza un evento deportivo para concienciar a los niños con diabetes y sus familias

La Federación Española de Baloncesto (FEB) y Universo Mujer Baloncesto han organizado 'DIABASKET', un evento deportivo para niños con diabetes que tendrá lugar el próximo 20 de mayo y que busca concienciar a estos y a sus familias sobre la importancia de practicar deporte para controlar mejor la enfermedad.
La jornada deportiva, que se desarrollará en las instalaciones deportivas de la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid durante todo el día, contará con diversas actividades para los niños, talleres informativos para las familias y habrá visita de jugadores profesionales.
Además, debido a las dudas y temores que existen a la hora de realizar ejercicio con diabetes -como hipoglucemia, pérdida de control glucémico y el conocimiento inadecuado sobre la práctica del ejercicio-, en el evento se profundizará en estos aspectos y se subrayarán los beneficios del baloncesto, un deporte muy completo con el que se desarrollan habilidades como el equilibrio, la concentración o el autocontrol.
El ex jugador internacional Juan Antonio Corbalán participará en 'DIABASKET' y, por ello, ha querido resaltar las tres razones por las que ha decidido hacerlo: "la primera es que soy una persona normal a la que le afecta todo lo que pueda influir en la salud de la gente, segundo porque he sido jugador de baloncesto y tercero porque, desde mi faceta como médico, conozco que la diabetes es un problema importante y serio y hay que conseguir atajarlo en la medida de lo posible".
ENTRE 30 Y 120 MINUTOS
Así, la práctica de ejercicio físico regular entre 30 y 120 minutos por sesión, en niños con diabetes tipo 1, mejora el perfil lipídico, disminuye el índice de masa corporal y reduce la hemoglobina glicosilada en un 0.8 por ciento, lo que reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular en el futuro, según la revista 'Diabetic Medicine'.
Además, en el caso de los niños se llega a afirmar que, con este hábito, se verá reducido el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, que son una de las principales causas de mortalidad en personas con diabetes, ya que esta práctica mejora en niños y jóvenes las funciones cardiorrespiratorias y endotelial, la hemoglobina glicosilada y el perfil lipídico en sangre, según una reciente publicación de la revita médica británica 'The Lancet'.