Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FACME aboga por seguir trabajando tras la anulación del decreto de troncalidad

La Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas (FACME) afirma que, tras la anulación del decreto de troncalidad del Tribunal Supremo, hay que "seguir trabajando para que la adquisición de competencias comunes sea compatible y armónica con la de las específicas de cada especialidad".
"Es importante tener en cuenta que esta sentencia implica solo la anulación de la aplicación del actual texto legal de la reforma, pero no que los trabajos técnicos realizadas por las comisiones nacionales de especialidad (CCNN) y las aportaciones de las sociedades científicas pierdan su valor", añade.
Por otro lado, recuerda que las reservas sobre la insuficiencia de la estimación de los recursos necesarios para su desarrollo han sido ya previamente manifestadas por diversos interlocutores profesionales, incluyendo las sociedades científicas, teniendo en cuenta entre otros temas la posibilidad de que los programas específicos quedaran recortados al incrementarse el periodo troncal.
Desde el comienzo del proceso, FACME señala que una de sus preocupaciones era que "la implantación de la troncalidad fuera eficaz teniendo en cuenta las diferencias de las estructuras docentes, no sólo en el ámbito de las autonomías, sino entre los mismos centros".
El trabajo técnico de las CCNN y de las propias sociedades científicas como garantes de la calidad de los contenidos formativos de la especialización ha sido ejemplar, más allá de avatares políticos o jurídicos.
Asimismo, aunque reconoce que su papel en la troncalidad es "limitado", afirma que seguirá colaborando en todo lo que sea pertinente con las administraciones sanitarias, y en este caso especialmente con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
Por último, deja constancia de que entre sus principales razones para participar se encuentra la de facilitar una interacción entre sociedades científicas que permita mejorar el análisis y consenso sobre temas que objetivamente afecten a las especialidades médicas, entre ellas ésta de la troncalidad.