Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expulsado de Italia un marroquí tras confesar a otro detenido que intentaba atentar contra el Vaticano

El ministro italiano del Interior italiano, Angelino Alfano, ha anunciado la expulsión por motivos de Seguridad del Estado de un ciudadano de Marruecos de 32 años, que había sido detenido por delincuencia común y se encontraba en la cárcel de Cassino, a unos 140 km al sur de Roma, tras confesar a un compañero de celda su intención de atentar contra el Vaticano.
Según ha anunciado a través de un comunicado el Ministerio del Interior, las labores de investigación documentaron su voluntad de "usar un coche lleno de explosivos y un kalashnikov" que le habrían sido procurados en Roma por un conocido.
En el comunicado, Interior precisa que se ha descrito al ciudadano como un "fanático" que estaría "deseoso de morir en nombre de Dios para ir al paraíso" y "animado por sentimientos de venganza del Estado Islámico". También explica que "se habría radicalizado durante la precedente detención en la cárcel de Regina Coeli, donde había sido indicado como responsable del adoctrinamiento de otro detenido".
Por ello, según informa Interior, el ciudadano fue expulsado este martes de Italia "en un avión con destino Casablanca". Con esta expulsión, son ya 128 las realizadas contra sujetos considerados peligrosos desde enero de 2015 hasta la actualidad, 62 de ellas solo en 2016.