Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos y políticos coinciden en la necesidad de un marco legislativo nacional para avanzar a una transición energética

Expertos del sector energético y representantes de las principales formaciones políticas han alertado este viernes, 30 de septiembre, en el Foro 2015 de la Cátedra BP de Energía y Sostenibilidad de la Universidad de Comillas de la necesidad de consensuar un marco legislativo nacional para garantizar una buena transición energética en España.
Al acto han acudido el diputado de Equo Juan López de Uralde, el exministro socialista Luis Atienza, la diputada de Ciudadanos Melisa Rodríguez y el diputado popular Guillermo Mariscal. Junto a ellos también han estado el presidente de BP España, Luis Aires y el director de la Cátedra BP de Energía y Sostenibilidad de Comillas, Ignacio Pérez-Arriga.
Los expertos han comentado que el sector del transporte es el sector que contribuye más a las emisiones de CO2 en España, ya que suponen un 30 por ciento del total. De esta forma, piensan que se deben mejorar las tecnologías de los vehículos y que se promuevan señales económicas y fiscales adecuadas.
Según ha explicado el presidente de BP España, Luis Aires, los gobiernos deben ofrecer un marco legislativo claro que facilite y ayude al desarrollo energético. Asimismo, ha recordado que los combustibles fósiles suponen un 86 por ciento de las emisiones a nivel global y que "la mitad del ahorro de las emisiones van a venir a través de la eficiencia energética.
En este sentido, Aires ha propuesto que se sustituya el uso del carbón como materia prima para la producción eléctrica por gas, ya que, según comenta, la combustión del carbón constituye un tercio de todas las emisiones. Del mismo modo, ha criticado que España fuera en 2015 el país con un mayor incremento de la emisión de contaminantes derivados del carbón "tanto en cifras absolutas como en porcentajes".
Por su parte, el profesor de la Universidad de Comillas Ignacio Pérez-Arriaga ha advertido que todos los sectores energéticos tendrán que contraer mucho sus emisiones para el año 2030 y que tendrán que exponerse a "un esfuerzo notable". En este sentido, Pérez-Arriga pide que se establezca una hoja de ruta y una política energética "fuerte, estable y ortodoxa".
Asimismo, ha pedido que la regulación que se adopte tiene que adaptarse a las alteraciones del mercado y ha indicado que ahora es "un buen momento" para reflexionar acerca de una legislación conjunta. "Hace falta decisión, liderazgo y cierto nivel de consenso político", ha explicado.
Para el portavoz de Equo, Juan López de Uralde, el modelo que propone su formación va encaminado a que toda la energía que se consuma provenga al cien por cien de fuentes renovables. Del mismo modo, ha defendido que también se deben cerrar progresivamente todas las centrales nucleares conforme se vayan agotando sus licencias.
Del mismo modo, ha lamentado que en los últimos años el sector de las renovables haya perdido "el gran aporte de riqueza" que le otorgaba a la economía española a causa de "políticas irresponsables". En esta línea, ha valorado la necesidad de apostar por energías renovables y también ha recordado que la Comisión Europea ha advertido a España de que se está alejando del objetivo de reducción de emisiones de 2020.
Por otro lado, el exministro socialista de Agricultura Luis Atienza ha pedido que la reducción de las emisiones de CO2 pase por la descarbonización "plena" del sistema eléctrico. Asimismo, ve imprescindible que se acometa una decisión política a largo plazo.
"Hace 20 años, la desaparición de la política energética era la medida más adecuada para asegurar la competitividad del sector. Ahora, el cambio climático se ha revelado como el gran fallo de mercado y necesita de intervencionismo", ha relatado.
Para la diputada de Ciudadanos Melisa Rodríguez los partidos que han estado en el poder "han jugado" con la política energética y que a raíz de este hecho se ha llegado a un punto de "inseguridad jurídica". De esta forma, Rodríguez ha solicitado "un pacto de Estado" para la energía pero duda de que todos los miembros de los partidos lo apoyen.
Igualmente, ha puesto en valor la utilización del ferrocarril como método a corto plazo para reducir las emisiones de carbono y ha pedido que se acomentan medidas para que España se aleje del concepto de "isla energética".
Finalmente, el diputado del Partido Popular Guillermo Mariscal ha recordado que la primera demanda del sector de la energía es el consenso y ha espetado a Rodríguez que no existen políticas de izquierda o derecha, sino que hay tecnologías "más eficientes y menos eficientes". De este modo, cree que el objetivo de que el 20 por ciento de la energía producida en España sea renovable es conseguible y explica que el porcentaje actual --11 por ciento-- es superior al de los socios europeos. Además, Mariscal cree que una reducción de la tarifa y de los precios es fundamental para que la industria sea competitiva y para que no se "machaque" a las familias.