Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos lamentan que las úlceras de presión sean "consentidas" por la mayoría de afectados cuando son evitables

El Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento de las Úlceras por Presión (GNEAUPP) lamenta que este tipo de heridas crónicas sean "consentidas" por la mayoría de afectados por desconocimiento o falta de interés y quedan ocultas cuando son evitables casi en la totalidad de casos.
Esta entidad ha celebrado este jueves una jornada con el objetivo de exigir medidas eficaces en la prevención de las úlceras por presión, que afectan a alrededor del 8 por ciento de todos los pacientes en hospitales (hasta un 18% en las unidades de cuidados intensivos) y por encima del 13 por ciento en el contexto sociosanitario (residencias de mayores, unidades de convalecencia, etcétera)
Están enormemente presentes con una predisposición mayor por parte de las personas frágiles y personas mayores, que padecen patologías cómplices que pueden facilitar el desarrollo de estas lesiones muy relacionadas con la inmovilidad y la incontinencia.
Cuando el paciente desarrolla estas heridas está en juego su salud por el riesgo de complicaciones, su calidad de vida por el sufrimiento generado que se puede prolongar durante meses o años, las pérdidas funcionales e, incluso, la muerte (el riesgo de morir puede aumentar entre 4 y 6 veces).
El GNEAUPP insiste en la necesidad de alzar la voz en nombre de los que no son capaces de hacerlo, de trabajar para que sean evitadas, de ayudar a todas las personas predispuestas a no tener que enfrentarse a una "abominable agresión a su salud y bienestar", siendo conscientes de que "no se sigue haciendo todo lo necesario en las estructuras sanitarias y sociales, y no se facilita en los propios domicilios de muchos pacientes", según ha destacado en un comunicado.