Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos en enfermedades infecciosas celebran que la ONU proponga un plan de acción contra las resistencias bacterianas

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha celebrado el plan de acción contra las resistencias bacterianas impulsado por Naciones Unidas, en el marco de la Asamblea General que se está celebrando estos días en Nueva York (Estados Unidos), ya que permitirá un "esfuerzo coordinado" contra un problema que causa 700.000 muertes a nivel global.
"Significa un punto de inflexión en la escalada --hasta ahora imparable-- de las resistencias bacterianas, tal y como lo fue en su momento para el VIH", ha denunciado esta entidad, que avisa que la cifra de fallecidos en 2050 alcanzará los 10 millones en todo el mundo.
Además, la SEIMC recuerda que es la cuarta vez en la historia que un tema de índole sanitario se trata en la Asamblea General de la ONU, después del VIH, las enfermedades no transmisibles y el ébola.
En el caso de España los indicadores de resistencia y de consumo de antibióticos son menos alentadores, según admiten en un comunicado, a pesar de contar con "profesionales preparados y estructuras necesarias en los diferentes sistemas sanitarios territoriales para luchar contra las resistencias bacterianas".
Así, el consumo extra-hospitalario de antimicrobianos en el año 2013 fue un 48 por ciento superior al de Alemania según datos de un estudio europeo, mientras que el conocimiento de la población en España sobre los antibióticos es "muy inferior a la media europea", ha explicado Rafael Cantón Moreno, presidente de la SEIMC, y sólo el 37 por ciento de españoles sabe que estos fármacos no sirven para matar virus.
Además, esta sociedad científica lamenta que España aprobó en 2013 un plan de lucha contra las resistencias pero aún no hay resultados porque el plan no se ha puesto en marcha, de ahí que reclamen más financiación y formación "para hacer frente a la magnitud de las tareas que se recoge en el plan", ha añadido José Miguel Cisneros, vicepresidente de SEIMC.