Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Experto señala a Ceuta y Cataluña como puntos calientes de radicalización yihadista en España

El director del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) del Ministerio de Defensa, el general Miguel Ángel Ballesteros, ha destacado este martes como "puntos calientes" de radicalización yihadista en España a Ceuta, "por la permeabilidad con Marruecos", y a Cataluña, "por la presencia de segundas generaciones", mientras que ha señalado que en Andalucía "no hay niveles de radicalización más alarmantes que en cualquier otra comunidad".
Ballesteros se ha pronunciado de este modo con motivo de su participación en el seminario 'Mundo actual, gestión de crisis internacionales y cultura de paz' que se celebra esta semana en el marco de los cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en la sede de La Rábida (Huelva).
En rueda de prensa, Ballesteros ha puesto el foco sobre el potencial riesgo que conllevan los combatientes que vuelven de Siria. "Ahora que pierden territorio, como Mosul la semana pasada, ya no van terroristas allí, sino que se dispersan por otros países o vuelven a los suyos de origen y esto es un problema porque son individuos mucho más radicalizados que cuando se fueron y además saben manejar armas e ingeniar artefactos", ha explicado.
Según ha señalado, "en torno a 214 combatientes españoles ha viajado a Siria o a Irak para unirse a grupos yihadistas", aunque ha destacado que el problema no es tan grave en comparación con otros países europeos como "Francia, del que partieron 1.500 individuos, o Bélgica, con 600". En su opinión, ello obedece a la "presencia de segundas generaciones y de una mayor población musulmana", a diferencia de España que "ha recibido inmigración en una fase más tardía".
Ballesteros ha destacado que la colaboración antiterrorista con Marruecos "es excelente y de hecho en general ahora mismo se están dando las mejores relaciones entre España y Marruecos de la historia". Ha hecho especial hincapié en "la importancia de la estabilidad de Marruecos" puesto que "su estabilidad es algo consustancial a la propia seguridad de España".
También ha valorado el uso mediático del autoproclamado Estado Islámico al asegurar que "tienen más de 70.000 perfiles en Instagram, Twitter o Facebook y 46 medios de información, ya sean revistas, audios, vídeos o reportajes fotográficos".
No obstante, ha destacado que las pérdidas militares en Siria e Irak les ha llevado a reorientar su actividad propagandística, pues "si al principio mostraban las bondades y fortalezas del califato, ahora sólo se preocupan por incitar a que los conocidos como 'lobos solitarios' atenten allí donde estén y con aquello que puedan", ha finalizado.