Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expedientado un jardinero por meter las hojas debajo de las puertas de los vecinos

Con gran esmero este jardinero municipal va amontonado contra la pared las hojas de la calle. Hasta ahí todo normal, algo lento, pero trabajo perfecto. Cuando las tiene bien colocadas se supone que toca agacharse y recogerlas, pero golpe de soplador y por arte de magia las hojas desaparecen de la acera. El problema deja de ser suyo y pasa a ser del vecino. Pero no sólo lo hace con una puerta de la vivienda, unos metros más allá, repite la operación. La acera está inmaculada, ni una sola hoja. El Ayuntamiento al ver estas imágenes ha expedientado al jardinero.