Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ex delegado del Gobierno contra la violencia de género pide un pacto de Estado que abarque también todo el machismo

El ex delegado del Gobierno para la violencia de género, Miguel Lorente, ha pedido que el Pacto de Estado en el que trabajan los grupos políticos vaya "dirigido contra el machismo y no sólo contra la violencia de género del machismo". "Los machistas ejecutan una estrategia que han ido construyendo a partir de la referencia del machismo", ha explicado.
En declaraciones a Europa Press tras la encuesta del INE que apunta que las víctimas de violencia de género con orden de protección han subido por segunda vez en seis años, hasta las 28.281, este experto ha apuntado que "el que mata es el machismo, no los machistas" y que el problema "no son los 60 hombres que matan cada año, sino el machismo que hace que 60 hombres maten".
A su juicio, se está "fallando de una manera importante" por trabajar en las medidas "más próximas al momento de la violencia más grave" y, en cambio, no tener en cuenta que "ningún maltratador empieza asesinando a una mujer, ni golpeándola de manera intensa". "Para llegar allí se comienza con un gesto, una mirada o un golpe en la mesa", ha explicado.
AUMENTO "PREOCUPANTE" DE VÍCTIMAS CON PROTECCIÓN
Sobre el aumento por segunda vez en seis años de víctimas por violencia de género que fueron inscritas en el Registro Central del Ministerio de Justicia con orden de alejamiento o medidas cautelares, ha destacado que "no sólo es preocupante" que haya ocurrido ese aumento, sino que es "el más alto de toda la historia del seguimiento estadístico".
"Es una expresión clara de fracaso del sistema porque las mujeres que han acudido en busca de protección no se la hemos dado cuando el mensaje que lanzamos es que denuncien. Cuando se dice que denuncien y esa denuncia sirve para lo mínimo, que es salvarle la vida, entonces es un fracaso del sistema", ha lamentado Lorente.
En la misma línea, ha subrayado que teniendo instrumentos que "claramente evitarían el contacto criminal y homicida", como la utilización de dispositivos gps para garantizar el cumplimiento de la orden de alejamiento, "no se han aplicado". "Puede producirse que una mujer con una pulsera un día sea asesinada, no son infalibles al 100%, pero es que no se han aplicado", ha indicado.
Para el ex delegado del Gobierno, hay "espacio por recorrer" en torno a la "incrementación de recursos", pero "sobre todo en la formación, mentalidad, en no minimizar el riesgo o en no quitarle credibilidad a las mujeres".
"La clave para entender la presencia de violencia en edades tempranas está en que no estamos trabajando en esa construcción cultural que lleva a muchos hombres a ver que eso es una forma adecuada de resolver los problemas con sus parejas", ha indicado.
LA ORDEN DE ALEJAMIENTO "NO SIEMPRE DISUADE"
Por su parte, la experta en violencia de género Teresa Sansegundo, ha señalado que, aunque estos datos "parece algo importante", la orden de alejamiento "es un papel que, salvo que haya otras medidas de protección, no siempre disuade", porque, en su opinión, "el que quiere se acerca".
CAMBIAR EL ENFOQUE HACIA EL AGRESOR
Sin embargo, Sansegundo no es "negativa" porque se va "avanzando" y "haciendo algo", aunque ha asegurado que hay que "poner el foco en el agresor" porque es el que "está causando el mal". "Tenemos que cambiar de enfoque además de seguir con las medidas de protección, que tenemos que aumentarlas", ha declarado.
Por último, la experta ha afirmado que es un "tema difícil" que hay que "trabajarlo desde todas las bandas". "A ver si hacemos una labor fuerte de prevención y concienciación que es lo que realmente nos hace falta ahora", ha concluido.