Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prisión provisional y sin fianza para el presunto asesino de Eva Blanco

El Juzgado de Instrucción número 4 de Torrejón de Ardoz ha ordenado este viernes la prisión provisional comunicada y sin fianza para Ahmed Chelh, el presunto asesino de Eva Blanco.  El hombre de 52 años es el principal sospechoso de la muerte y la violación de la joven, hace 18 años en el pueblo madrileño de Algete.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), sobre el acusado pesa una imputación por los delitos de asesinato, agresión sexual y detención ilegal después de ser detenido hace unos días como presunto responsable de la joven de 16 años hace 18 años en Algete.

Durante su comparecencia ante la juez, se ha negado a declarar, si bien ha consentido que se le practicara una prueba de ADN para cotejarlo con el de su hermano --que dio la pista a los agentes en esta línea de investigación--.

Al término de la declaración, en la que ha sido asistido por un abogado del turno de oficio, ha sido conducido por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado al centro penitenciario de Soto del Real.
El traslado del sospechoso desde Francia
Agentes del Grupo de Homicidios de la Guardia Civil de Madrid que han llevado a cabo la investigación de este homicidio se desplazaron este viernes a Francia, en un avión del Cuerpo, para hacerse cargo del detenido, que estaba encarcelado en la localidad francesa de Besançib y trasladarlo a España, con objeto de ponerlo a disposición de un Juzgado de Torrejón de Ardoz.
El presunto homicida aterrizó en España a las 13.14 horas procedente de la localidad francesa en la que estaba recluido. Posteriormente, fue dirigido a la Comandancia de Madrid, en Tres Cantos, donde comió, para realizarle la reseña policial.

A las 16.15 horas dejó las dependencias policiales para entrar, media hora más tarde, en el Juzgado. Ahora, además de tomarle declaración, se le realizará 'in situ' una prueba de AND.

En días posteriores, la magistrada actualizará la instrucción judicial, puesto que el caso se abrió hace 18 años. Así, llamará a declarar a diversos testigos (no a todos) y actualizará la investigación para dejar el caso a la espera de juicio.
La magistrada levantará en breve el secreto del sumario, han indicado a Europa Press fuentes judiciales.
Tras la toma de declaración, la jueza previsiblemente enviará al arrestado a una cárcel cercana. Allí se le aplicará, también previsiblemente, el protocolo antisuicidios, ya que intentó quitarse en la prisión en la que está recluido en Francia, según confirmaron a Europa Press fuentes conocedoras del caso.
Chelh, único detenido por el crimen cometido hace 18 años ha aceptó ser extraditado a España. La vista ha tenido lugar ante la Corte de Apelación Besançon (noreste de Francia).
Las primeras pesquisas efectuadas por el Grupo de Homicidios de la Guardia Civil han descartado por el momento que el presunto asesino de la joven, que fue detenido la semana pasada, esté involucrado en otros crímenes similares en España en esas fechas, según fuentes de la investigación.
Ahmed Chehl, de 52 años, se fue de España en 1999 (dos años después del asesinato de Eva Blanco) y se instaló en Francia. Fue detenido el pasado 1 de octubre en la localidad gala de Pierrefontaine Les Varans, donde se ganaba la vida trabajando en la construcción.
Desde la Guardia Civil dan por cerrada la investigación de este caso, al que le quedaba apenas un año y medio para prescribir. Los investigadores creen que Chehl, nacido en Marruecos pero con nacionalidad española, actuó sólo en el asesinato de Eva Blanco y no hay más personas implicadas.
El crimen de Eva Blanco
El cuerpo sin vida de Eva apareció en una cuneta, en un paraje denominado 'Las Pesqueras' del término municipal de Algete, junto a una rotonda de la carretera M-100, con evidentes signos de violencia, revelando la autopsia que la joven había recibido una veintena de puñaladas repartidas en la nuca, parte posterior del cuello y espalda.
De la misma manera en esa autopsia, se obtuvieron muestras de ADN de un varón, que finalmente han resultado determinantes para la localización de la persona detenida.
 A raíz del hallazgo del cuerpo de la joven se inició la denominada 'operación Pandilla', para la investigación y esclarecimiento de este hecho.
Las investigaciones llevadas a cabo en el marco de esta operación, que se han prolongado durante los últimos 18 años, se centraron inicialmente en los círculos más cercanos de la víctima, como amigos, familiares y conocidos, si bien los resultados que se fueron obteniendo fueron infructuosos.
 Durante estos 18 años se han intentado más de 100 líneas de investigación, en las que se ha solicitado colaboración ciudadana y de los medios de comunicación en varias ocasiones y donde un gran número de personas anónimas han contactado con la Guardia Civil facilitando diferentes datos, obteniéndose incluso manifestaciones que han logrado mantener activa esta investigación.