Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investigan el delito de desobediencia por el incidente vial de Aguirre

Un agente de movilidad multa a Esperanza Aguirretelecinco.es

El juez Carlos Valle, titular del Juzgado de Instrucción número 14 de Madrid, ha iniciado los trámites para incoar diligencias previas por un posible delito de desobediencia para investigar el incidente de tráfico protagonizado el pasado 3 de abril por la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

La apertura de la investigación judicial se produce después de que la Audiencia Provincial de Madrid estimara el pasado 5 de septiembre que los hechos ocurridos ese día en la calle Gran Vía de la capital encajaban en un delito de desobediencia, contemplado en el artículo 556 del Código Penal, y no en una falta leve como apreciaba el juez instructor.
Fuentes próximas al Juzgado han señalado a Europa Press que ya se ha recibido el auto de la Audiencia, por lo que se han iniciado los trámites para incoar las diligencias sin que se haya dictado aún el auto.
Otras fuentes consultados han indicado a Europa Press que el hecho de que se abran unas diligencias no implica que la causa no pueda acabar instruyéndose como un juicio de faltas y han añadido que en ambos casos, en el de delito y en el de falta, la presidenta del PP de Madrid podría salir absuelta.
Aguirre acudirá "encantada"
El juez citará en los próximos días a Aguirre a declarar previsiblemente como imputada, para que pueda acudir con todas las garantías procesales al Juzgado a aclarar los hechos acompañada por su letrado. La presidenta del PP de Madrid ya dijo que acudiría "encantada" a explicar lo sucedido el 3 de abril con los agentes de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid.
Los magistrados de la Audiencia consideraron que la conducta de Aguirre, cuando protagonizó su incidente de tráfico, hizo que incurriera en una desobediencia "tenaz, contumaz, rebelde, decidida y terminante" que estuvo representada por múltiples actos concretos.
Destacaban que la desobediencia vendría acompañada "incluso de expresiones de menosprecio hacía los citados agentes en el ejercicio de sus funciones, por lo que los hechos revisten provisionalmente caracteres de un delito de desobediencia del artículo 556 del Código Penal".