Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Espectacular rescate para salvar a una perra que cayó a un pozo de 50 metros

10 bomberos, agentes de Policía Municipal, médicos, técnicos sanitarios... Un amplio despliegue para salvar a Osa, una perra que accidentalmente se ha caído a un pozo de 50 metros de profundidad. Los bomberos montan un sistema de poleas y uno de ellos desciende hasta llegar al final del pozo. Ha ocurrido en el barrio de Fuencarral, en Madrid.

La perrita se encuentra en buen estado, pero a decenas de metros de profundidad. El ascenso es complicado, ya que cualquier movimiento brusco podría provocar heridas al bombero y también al perro. Tras dos horas de trabajo, los dos se encuentran sanos y salvos y salen a la superficie. Viva pero muy asustada, Osa apenas se mueve, paralizada por el frio. Poco a poco entra en calor y a su forma, también, da las gracias.