Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España prevé que tendrá que reubicar a menos refugiados de los comprometidos porque no todos cumplen los requisitos

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, se ha mostrado convencido de que España cumplirá con su compromiso de acogida de refugiados antes de final de año aunque prevé que los refugiados que deberá reubicar serán menos porque no todos cumplen con los requisitos. El Gobierno español se comprometió en 2015 a acoger a un total de 17.387 refugiados, entre reubicación y reasentamiento, y a 5 de mayo, habían llegado a España 1.304.
"Estamos tratando de cumplir con nuestros compromisos. Es verdad que en 2015 nos comprometimos a un número específico de reubicación y reasentamiento y estamos lejos de esas cifras, de la cifra de reasentameinto no vamos a estar tan lejos, con los planes de 2016 y 2017 creo que vamos a superarla. Otra cuestión son los reubicados desde Grecia e Italia que tenían que reunir unos requisitos", ha precisado Dastis este lunes 5 de junio durante su comparecencia en la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo en el Senado.
Así, aunque ha reconocido que la Comisión Europea ha pedido a España que amplíe sus compromisos semanales o mensuales, también ha indicado que de aquellos más de 140.000 refugiados que entraron en Grecia en 2015 "apenas hay 26.000" listos para ser reubicados, circunstancia que, según el ministro, también deberá repercutir en el número de refugiados que reubicará España.
"Si uno aplica las proporciones aprobadas en 2015, el número de los que nos quedan por reubicar disminuye significativamente y confío en que los vamos a reubicar de aquí a final año", ha insistido, al tiempo que ha enumerado algunas de las causas que, a su juicio, han provocado esa reducción del número de refugiados a reubicar como que "se han buscado la vida o no han conseguido cumplir con las formalidades necesarias para tener derecho a la reubicación".
Por otra parte, el ministro ha reconocido que la financiación de la cooperación española es "mejorable", una circunstancia que ha achacado a la "coyuntura de déficit" y se ha comprometido a trabajar para aumentar el presupuesto destinado a cooperación para el desarrollo en 2018.
"La financiación de la cooperación internacional al desarrollo es mejorable. La coyuntura de déficit ha impedido en los años anteriores y el actual dotaciones más generosas. No se puede negar que las cifras son bajas en estos momentos. Me comprometo a trabajar para lograr incrementos en las partidas de desarrollo", ha remachado, haciendo referencia a la mejora de la economía, aunque no ha aportado cifras.
QUINTO PLAN DIRECTOR DE COOPERACIÓN
Además, ha adelantado que el próximo Plan Director de la Cooperación, cuya aprobación está prevista para antes de final de año, tendrá como regiones prioritarias América Latina, Oriente Próximo y Filipinas y como señas de identidad el género, la lucha contra el hambre, la infancia y la juventud, los indígenas y afrodescendientes y será flexible para adaptarse a las necesidades emergentes como la migración.
"Queremos centrarnos en las regiones en las que España tiene experiencia. El género seguirá siendo una seña de identidad de nuestra cooperación. La lucha contra el hambre seguirá figurando de manera prominente igual que la infancia, la juventud, la discapacidad, los indígenas y los afrodescendientes. No hay que olvidar que a menudo la pobreza es rural, es indígena y tiene rostro de mujer", ha afirmado.
En cuanto a la migración, Dastis ha precisado que la competencia de su Ministerio se limita a la faceta externa, a la lucha contra las causas profundas de la migración, con un enfoque de desarrollo y Derechos Humanos.
Además, el ministro ha puntualizado que este Plan Director dará respuesta a las metas marcadas por la Agenda 2030 y, en este sentido, ha informado de que están trabajando para que España se presente a un examen de revisión voluntaria de los planes de implementación de esta agenda en 2018 (en lugar de en 2019 como estaba previsto). "Estamos comprometidos a hacer los deberes de esta agenda 2030", ha asegurado.
Dastis ha recordado que el Plan Director de la Cooperación cuya elaboración esperan que concluya este año, exige un proceso de reflexión inclusivo con todos los actores de la cooperación. Por ello, según ha indicado, se están celebrando seminarios sobre temas que se incluirán en el texto como: migración y desarrollo, cultura y desarrollo, coherencia de políticas, ayuda humanitaria, el papel sector privado o indígenas y afrodescendientes.
Atendiendo a las fechas, ha precisado que en estos momentos están elaborando un primer borrador que se compartirá con las comunidades autónomas y después se convocará una reunión con la participación de la Administración General del Estado, las CCAA, las entidades locales, la sociedad civil y los miembros del Parlamento, tras la cual se redactará un nuevo borrador que será sometido a las consultas oficiales y, previsiblemente en otoño, viajará al Congreso y el Senado para contar con el dictamen de ambas cámaras.
El ministro también ha destacado los actores más importantes de la Ayuda Oficial al Desarrollo española como las CCAA --ya que muchas de las actuaciones para cumplir los objetivos de la Agenda 2030 tendrán lugar en ellas, como la acogida de migrantes y refugiados--, las ONGD, los cooperantes, las universidades --"motor de sensibilización"--, el sector privado, la propia Administración General del Estado y el Parlamento.
Los portavoces de todos los grupos, excepto el PP, han criticado al ministro los "recortes" en el presupuesto de cooperación al desarrollo y el ministro ha argumentado que el Estado tiene otras obligaciones como el cumplimiento del objetivo de déficit o la obligación en relación con la OTAN de subir el presupuesto de Defensa hasta un determinado nivel. Si bien, ha insistido en que el año que viene podría haber una mejora.