Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El riesgo de morir en España es mayor por las continuas olas de calor

calortelecinco.es

España es uno de los países donde más olas de calor se registran al cabo del año, aumentando así el riesgo de morir entre un 10 y un 20 por ciento durante los días donde las temperaturas registran los mayores valores.

España es uno de los países del mundo donde más olas de calor se registran al cabo del año. Así lo recoge un estudio internacional que advierte de que este fenómeno meteorológico aumenta el riesgo de morir entre un 10 y un 20 por ciento esos días, según ha informado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), organismo participante en el trabajo.
El análisis contempla datos de entre 1972 y 2012 de 400 ciudades de 18 países de todo el mundo y entre estas, de 51 capitales de provincia españolas y vincula la relación entre las olas de calor y la mortalidad, al concluir que el riesgo para la salud es mayor cuanto más altas son las temperaturas, pero no afecta la duración de estos periodos.
Las personas que viven en climas moderados son más sensibles a las olas de calor que las que habitan en climas más extremos o cálidos, de forma que en España, los mayores riesgos los padecen aquellos ciudadanos del tercio norte peninsular.
Además, Aurelio Tobías, investigador del CSIC, ha subrayado que cuanto más alta es la temperatura el riesgo de fallecer o de resultar afectado es mayor y que el máximo riesgo de morir se produce el primer o primeros días.
"También hemos comprobado que aquellas personas que viven en zonas relativamente frías o cálidas son más sensibles a las olas de calor que quienes vienen en regiones más extremas. Esto sugiere que hay cierta aclimatación a los extremos térmicos", ha precisado.
Respecto a los principales efectos, ha confirmado que la mortalidad por ola de calor aumenta entre un 10 y un 20 por ciento en días de ola de calor en comparación con días sin ola de calor del mismo verano. "Hasta ahora se había analizado con ciudades solo españolas, pero este estudio observa 400 ciudades y concluye que los efectos del calor son persistentes en todos los países", ha dicho.
De todos estos países, ha manifestado que el número de olas de calor es "bastante similar" pero que España está "en la parte alta de la tabla", con unas tres olas de calor al año frente a una media de una ola de calor por país al año. Tobías asegura que esta es una cifra "bastante consistentes" respecto al resto de países.
"Sobrepasando el 2,5 por ciento de los días, durante cuatro días consecutivos, se identifican en España tres olas de calor por año, frente a 1 en Australia", ha comentado. El país con más olas de calor al año es Moldavia, con seis.