Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España incumple todavía los principios de la ONU en favor de los mayores, 25 años después

España continúa incumpliendo los principios de Naciones Unidas en favor de las personas mayores 25 años después de firmar la resolución, según denuncia la Unión Democrática de Pensionistas (UDP) con motivo de la celebración este sábado 1 de octubre del Día Internacional de las personas mayores.
En un comunicado, esta organización alerta de que el principio más importante que el Estado español no ha consumado aún es el de la seguridad de los ingresos y advierte de que Fondo de Reserva se agotará el año que viene, y "nadie plantea qué hacer para equilibrar unas cuentas de la Seguridad Social que este año arrojarán un déficit de 17.000 millones".
Por ello, UDP exige a todos los partidos políticos, en nombre de los más de ocho millones de pensionistas españoles, un pacto de Estado que garantice el futuro de las pensiones y el mantenimiento del poder adquisitivo de todos los pensionistas.
Asimismo, recuerda que España incumple también los principios a favor de las personas de edad como la garantía en el acceso a alimentación, agua, vivienda, vestimenta y atención de salud adecuados y recuerda que hay más de dos millones de personas mayores que sobreviven por debajo del umbral de la pobreza con pensiones inferiores a 500 euros.
En cuanto a la jubilación, destaca que sólo el 1,93% de los españoles con la edad legal para retirarse sigue trabajando, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), frente al 5,33% de promedio de la Unión Europea. "España es el país comunitario con la tasa de ocupación más baja entre los que ya podrían jubilarse y, por otra parte, hay cerca de 600.000 parados mayores de 55 años que tienen casi imposible reincorporarse al mundo laboral", subraya.
También alerta de que los entornos donde viven las personas de edad no están adaptados a la evolución de sus capacidades: Las barras "inalcanzables" en los autobuses, los grandes bordillos en las aceras, las escaleras en edificios públicos, los firmes desiguales y la falta de espacios de reposo hacen "hostiles" las ciudades a las personas mayores.
Reclama, además, un plan nacional de adecuación de viviendas de personas mayores, que posibilite que éstas puedan residir en su propio domicilio por tanto tiempo como sea posible. "En la actualidad, miles de personas mayores viven confinadas en pisos altos de viviendas sin ascensor".
SOLEDAD NO DESEADA
UDP recuerda que en España hay cerca de dos millones de personas de 65 o más años que viven solas, muchas de ellas son mujeres viudas, de edad avanzada, que han perdido sus vínculos sociales y viven una "soledad no deseada". Esto último muestra el incumplimiento en España del principio de la ONU para que las personas disfruten de los cuidados y la protección de la familia y la comunidad.
Sobre el acceso a medios apropiados de atención institucional, esta entidad subrayan que en España hay más de 1,18 millones de personas con dependencia reconocida, el 80% son mayores de 65 años, y que un tercio del total no recibe ninguna prestación o servicio pese a tener derecho a ello.
"Las personas de edad deberán poder vivir con dignidad y seguridad y verse libres de explotaciones y de malos tratos físicos o mentales", reza otro de los principios de Naciones Unidas. Sin embargo, UDP destaca que no existen estudios fiables sobre la incidencia de los malos tratos a las personas mayores y advierte de que se deben establecer protocolos de actuación para la prevención de los mismos.