Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Espacios públicos y con afluencia masiva de personas estarán obligados a instalar desfibriladores

El 112 registró en 2015 más de 1.200 paradas cardiorrespiratorias en la región fuera del ámbito hospitalario
Espacios públicos o con afluencia masiva de personas estarán obligados a instalar desfibriladores externos automatizados, ha informado este lunes la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.
El Consejo de Gobierno ha analizado este lunes el borrador de Decreto de instalación de desfibriladores, que busca que Madrid sea una comunidad "cardioprotegida" y que permitirá que los ciudadanos puedan realizar la reanimación cardiopulmonar.
Este proyecto incluye la instalación de desfibriladores, así como la formación continuada a los madrileños por parte del SUMMA 112 para que sepan reaccionar ante una parada cardiorrespiratoria, realizar la reanimación cardiopulmonar y hacer extensible a toda la población el uso de estos desfibriladores.
Los espacios en los que se instalarán desfibriladores tras la entrada en vigor del decreto serán los grandes establecimientos comerciales y minoristas; aeropuertos, y estaciones de autobuses, ferrocarril, Metro y autobús, que tengan una elevada afluencia de personas. También los establecimientos públicos con un elevado aforo y determinados edificios de las administraciones públicas de grandes poblaciones y con un número alto de usuarios.
Por último, también se ubicarán en determinados complejos deportivos, establecimientos hoteleros, centros educativos, centros de trabajo y polígonos industriales, así como algunos servicios de emergencias no sanitarias que puedan ser primeros intervinientes como bomberos, policía local y protección civil.
MAPA DE TODOS LOS DESFIBRILADORES DE LA REGIÓN
Por otra parte, la Comunidad de Madrid creará a través de la Consejería de Sanidad el Registro Madrileño de Desfibriladores Externos Automatizados, que permitirá a los servicios de emergencia conocer la ubicación exacta de cada uno de estos aparatos en todo el territorio.
Cada utilización del desfibrilador fuera del ámbito sanitario irá precedida del aviso y activación de los Servicios de Emergencias a través del teléfono 112, con el fin de activar de manera urgente la cadena de supervivencia.
Los Servicios de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid registraron en 2015 más de 1.200 paradas cardiorrespiratorias en la región fuera del ámbito hospitalario, lo que pone de manifiesto la necesidad del uso de este tipo de dispositivos por parte de los madrileños.
La correcta atención a la parada cardiorrespiratoria consiste en la aplicación precoz de la cadena de supervivencia que incluye, por este orden, el reconocimiento de la situación y activación del sistema de emergencias, el inicio inmediato de las maniobras de soporte vital básico, la desfibrilación eléctrica precoz y la rápida instauración de las técnicas de soporte vital avanzado.
El único tratamiento eficaz contra la fibrilación ventricular es la desfibrilación eléctrica precoz, por lo que la participación de la primera persona interviniente es fundamental para el pronóstico y supervivencia de una persona que sufre una parada cardiorrespiratoria.