Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a 22 años de cárcel por robar el mando a distancia de una televisión

Condenado a 22 años de cárcel por robar el mando a distancia de una televisiónDuPage County Sheriff's Office

Eric Bramwell, residente en Wheaton, Illinois, EEUU, tendrá que pasar más de 22 años en prisión después de robar el mando a distancia de una televisión en un complejo de apartamentos. Las autoridades dieron con él gracias a que se dejó un guante en el lugar del robo. Bramwell acumulaba un amplio historial delictivo que contempla numerosos robos similares.

Más de dos décadas entre rejas. Esa ha sido la condena que le ha sido impuesta a Eric Bramwell, –de 35 años de edad y residente en Wheaton, Illinois, EEUU–, después de ser declarado culpable por robar el mando a distancia de una televisión en el área común de un complejo de apartamentos ubicado en la citada localidad.
El suceso tuvo lugar en agosto del 2015, y en el momento del robo, mientras abandonaba el lugar, a Bramwell se le cayó un guante al suelo, lo que terminaría siendo una prueba fundamental para atribuirle el delito.
Concretamente, las muestras de ADN que fueron practicadas sobre el guante encontraron una coincidencia en la base de datos de detenidos: Eric Bramwell.
Y es que, según las autoridades, su historial delictivo también fue determinante, dado que, según afirman, habría cometido numerosos robos similares en diversos complejos de apartamentos.
"Su actividad ilegal y su historial delictivo han terminado por cazarle. Independientemente de lo que fue robado, Bramwell se metía repetidamente con la ley. Tomó lo que quiso, una y otra vez, y esperaba evitar las consecuencias. Así no es cómo funciona, tal y como Bramwell ahora ha descubierto", explicó el abogado del Estado, Robert Berlin, en declaraciones recogidas por Independent.
Más allá, el acusado ya fue sentenciado en el mes de noviembre a seis meses de cárcel por desacato tras usar un lenguaje inadecuado en los tribunales.