Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Epidemiólogos apoyan el calendario vacunal y piden un sistema de compensación de daños para fortalecer la vacunación

La Sociedad Española de Epidemiología (SEE) apoya el calendario de vacunaciones, "común y público que existe actualmente en España", aunque cree que antes de introducir nuevas vacunas debe realizarse un análisis de sus beneficios, y abogan por un sistema de compensación de daños que podría fortalecer los programas de vacunación en España.
"Las vacunas se encuentran entre los fármacos más seguros de los que se dispone para prevenir enfermedades. No obstante, aunque los efectos secundarios son poco frecuentes y, en su mayoría, leves, la SEE destaca que "no debemos ser complacientes" y considera que los sistemas de compensación de daños, como existen en otros países, podrían fortalecer los programas de vacunación en nuestro país", señalan.
La sociedad cree necesario realizar un análisis previo de las vacunas que se van a introducir, y demanda que se establezcan sistemas de monitorización de los logros y repercusiones que éstas tienen. Así se pone de manifiesto en el documento elaborado por el Grupo de Trabajo sobre Vigilancia Epidemiológica que la Sociedad Científica acaba de hacer público coincidiendo con la Reunión Anual que celebra en Sevilla hasta el próximo viernes 16 de septiembre.
"La vacunación sistemática, tal como hoy la conocemos, tiene una trayectoria de más de 40 años en España y su uso ha reducido la mortalidad prematura, la discapacidad y, por tanto, ha contribuido a alargar la esperanza de vida de la población. Además, al prevenir la enfermedad, también se evitan sus secuelas, se mejora la calidad de la vida y se reducen las desigualdades", recoge la SEE en su documento de consenso.
Asimismo, recuerdan la función de protección que tienen la vacunas, cuando se viaja a países donde existen enfermedades que no se dan en España; para trabajadores con exposiciones de riesgo y para proteger a grupos de población con mayor riesgo de padecer enfermedades infecciosas, como los que están recibiendo tratamientos inmunosupresores o padecen determinadas enfermedades.
En cuanto al calendario vacunal, el documento recoge la importancia de mantener el consenso en las decisiones sobre y la inclusión de nuevas vacunas sobre la base de criterios de efectividad, seguridad y económicos. En este sentido, recuerdan que los profesionales sanitarios ocupan "una posición privilegiada para garantizar su cumplimiento con éxito", y reclaman que a estos profesionales se les haga "partícipes de las evidencias en las que se han basado las decisiones y estrategias que están detrás de los cambios".
Finalmente, muestran su preocupación por el rechazo a las vacunas desde algunos sectores sociales y resalta que las medidas coercitivas o de imposición "no mejoran su aceptación", por lo que proponen que sólo se utilicen "en caso de riesgo para la comunidad". Y recuerdan que los motivos para rechazar o tener una actitud pasiva frente a las vacunas, son variados, como las ideas erróneas sobre su seguridad, creencias y posturas personales ante la vida, lo que dificulta su abordaje.
"Este hecho plantea un reto adicional para hacer llegar de manera eficaz los mensajes sanitarios de prevención a toda la población", concluyen, no sin recordar que "las vacunas salvan millones de vidas cada año en el mundo y constituyen una de las intervenciones más seguras y efectivas en salud pública".